Monday 16 de January de 2017

Desaprovechan agua; dejan sin sembrar 1,000 hectáreas

Dejan sin sembrar más de 1000 hectáreas

     12 Aug 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:
  • La Conagua se niega a financiar el entubamiento de un canal de riego. La Conagua se niega a financiar el entubamiento de un canal de riego.
  • No hay un proyecto para nivelar las tierras. No hay un proyecto para nivelar las tierras.
  • Autoridades respetan los proyectos de los agricultores. Autoridades respetan los proyectos de los agricultores.
  • El maíz es uno de los principales cultivos. El maíz es uno de los principales cultivos.
Imagen de


TEPECHITLÁN.- La migración a Estados Unidos, el temor a perder una inversión, la falta de dinero para infraestructura y el envejecimiento de campesinos son factores que no permiten que se aproveche el agua de presas para cultivar alrededor de mil 800 hectáreas en la región.
La Comisión Nacional del Agua (Conagua) se ha negado a financiar el entubamiento de un canal de riego en la presa La Villita, precisamente por la baja producción agrícola.
Esta obra permitiría aprovechar más el agua de las presas para abarcar más cultivos.
Claudio Dávila Magallanes, jefe del Departamento de Desarrollo Agropecuario, informó que uno de los motivos por los que no se trabajan los sembradíos en las cercanías de las presas La Villita y Excamé se debe a que los propietarios ya tienen mucha edad.
Sus descendientes, explicó, están en Estados Unidos, por lo que tampoco pueden ocuparse de las tierras.
El funcionario aseguró que se insisten en las gestiones para entubar el canal de riego en la presa La Villita, pero la Conagua no ha podido aprobar el proyecto porque la superficie a cultivar no es suficiente.
Sin el entubamiento no se puede regar el agua a otras comunidades cercanas, pues la presión del agua no es suficiente para ello.
Ante la negativa de la Conagua, Dávila Magallanes dijo que se busca obtener el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro), que tiene un presupuesto para presas pequeñas.
El problema, admitió, es que la presa no tiene esas características, almacena 10 millones de metros cúbicos, por lo que es posible que la Sedagro insista ante Conagua con la gestión del proyecto.

Hay potencial
Rosalío Arteaga Correo, coordinador agrícola del Distrito 189 de la Sagarpa, informó que en la presa La Villita sólo se siembran alrededor de 200 hectáreas de las 800 que se podrían cultivar.
Sin embargo, el funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) advirtió que la superficie con potencial de producción es aún más grande.
Lo que ocurre, explicó, es que mucha gente siembra, pero no utiliza el riego cuando hay buen temporal para ahorrarse el pago del derecho del agua.
Debido a ello, hay tierras que no se registran como siembras incorporadas al distrito de riego, pues se consideran de temporal, aunque tengan canal, expuso Artega.
En la presa Miguel Alemán, también conocida como Excamé, se podría regar alrededor de mil hectáreas tan sólo en Tepechitlán, pero sólo riegan 600 con potencial de cultivo.
En esta presa, el problema principal para aprovechar el agua se debe a la falta de nivelación del terreno, que está por encima del canal.
Además, hay algunas lomas donde también se dificulta el acceso al suministro.
Se contempla la posibilidad de subir la cortina de la presa 1.5 metros, lo que permitiría llevar el agua hasta el ejido de Ojuelos, e incrementar el área de riego hasta mil 700 hectáreas.
Rogelio Cid, presidente de la asociación de usuarios de la presa Miguel Alemán, aseguró que se pretende nivelar los terrenos cercanos a la presa, que hoy están sin cultivo, pero eso es parte de un plan que contempla un plazo de tres años.
Cid explicó que primero se tendrá que entubar todo el distrito de riego, luego introducirán nuevas técnicas ahorrativas para el agua, y al final recurrirán a la nivelación.
Aseguró que el distrito abarca los municipios de Momax, Tlaltenango y Tepechitlán, cada año hay cerca de mil hectáreas que no se siembran, de una superficie de 4 mil.
Expuso que uno de los problemas para no producir es el cambio de propietarios de las tierras.

Productores van solos
Claudio Dávila, jefe de Desarrollo Agropecuario, admitió que no hay un proyecto institucional para nivelar las tierras cercanas a la presa Miguel Alemán, pero sí hay productores que lo hacen de manera personal, aunque para ello deben invertir mucho dinero en la maquinaria a utilizar.
“Es gente que sabe que la agricultura es negocio, pero hay que meterle inversión, y esperar a que dé frutos”, mencionó el funcionario municipal.
El presidente municipal de Tepechitlán, Manuel Castro Romero, aseguró que apoya y respeta los proyectos de los agricultores del municipio.
El alcalde dijo que espera que ahora con la fuerte sequía del año pasado, quienes no siembran sus tierras se den cuenta de la importancia de disponer de agua y cultivos y decidan incorporar más tierras al distrito de riego.

Tierras ociosas
Bibiano Romero Ornelas, canalero de la presa La Villita, explicó que las tierras ociosas pertenecen a familias que se fueron a Estados Unidos:
“Ellos se van a trabajar para el norte porque allá sacan en unas semanas lo que aquí sólo sacan en un año”, mencionó.
Romero Ornelas comentó que las personas que están en el norte no siembran pero tampoco dejan sembrar, pues tanto para rentar la tierra como para venderla, la valúan en dólares, a precios muy elevados:
“Por una hectárea andan pidiendo 25 mil ó 30 mil dólares, es muy caro para comprarla”, consideró.
Hay algunas personas mayores, dijo, que viven de los envíos de dinero que les mandan sus familiares y no siembran.
Explicó que los tiempos han cambiado, ya que antes, había gente que a pesar de recibir dinero desde Estados Unidos, daban facilidades para sembrar.
“Ellos le dejaban sembrar a uno, nos íbamos a mitad, los dos le metíamos, si había cosecha los dos ganábamos y si no, perdíamos los dos, ya no hay de esos patrones”, recordó el campesino.
Consideró que en los últimos años se ha demostrado que el trabajo del campesino no vale nada, pues el precio de lo generado no incluye el de la mano de obra, e incluso es menor a lo que se le invierte:
“Uno gasta mucho para engordar el ganado, o para poner fertilizantes, pero al venderlo lo pagan hasta menos de lo que uno lo metió, entonces nuestro trabajo no vale nada”, manifestó Bibiano Romero.
Noé Romero afirmó que el año pasado se sembró poco por la sequía, y algunas no sembraron por miedo a perder otra vez.




Lo más leído
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Ajuste salarial sólo ahorraría 182 mdp; recorte para alta burocracia
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
Ante el 'gasolinazo', conoce las alternativas energéticas
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.65
Venta 22.15
€uro
Compra 22.97
Venta 23.47

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad