Thursday 23 de March de 2017

Desaprovechan campesinos potencial de sus tierras

Especialistas dicen que no aplican métodos adecuados para la producción agraria

     22 Dec 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:
  • La inversión en fertilizantes influye en el rendimiento de las cosechas. La inversión en fertilizantes influye en el rendimiento de las cosechas.
  • El maíz es uno de los principales cultivos en la región. El maíz es uno de los principales cultivos en la región.
  • Se recomienda conocer las características de las tierras de cultivo. Se recomienda conocer las características de las tierras de cultivo.
Imagen de


TLALTENANGO.- La mayor parte de los campesinos de la región desaprovecha todo el potencial de las tierras para el agro, debido a la falta de técnicas adecuadas y al desconocimiento de las características del suelo.
Especialistas en la materia estiman que la mayoría de los agricultores del Distrito de Riego de Tlaltenango tiene por ciclo rendimientos de entre 7 y 8 toneladas de maíz por hectárea.
Sólo alrededor de 100 de los mil 631 productores agrarios del distrito de riego logran rendimientos de entre 12 y 13 toneladas, incluso algunos obtienen hasta 16.
Los niveles altos de producción se deben, en parte, al uso constante de fertilizantes.
 Hay campesinos que lo usan tres veces por temporada, y además aplican una nueva técnica, llamada “siembra doble hilera tres bolillos”.
Rosalío Arteaga Correa, coordinador de Fomento Agrícola de la Secretaría d Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), explicó que quienes tienen rendimientos menores es porque sólo aplican fertilizantes en dos ocasiones.
 Además, mencionó que hay quienes tienen problemas de acidez en el suelo, los cuales deben arreglarse por medio del encalado, al menos por un par de años.
El funcionario explicó que la mayoría de los agricultores gasta entre 10 mil y 12 mil pesos por hectárea con la aplicación de hasta dos rondas de fertilizante, cuando lo ideal es invertir 17 mil pesos, incluyendo la aplicación de cal agrícola, que disminuye la acidez para obtener altos rendimientos.
Y es que la acidez se considera uno de los principales problema en la región, pues impide que se aproveche adecuadamente la cantidad del fertilizante que se le aplica a las tierras.
 “El campesino fertiliza de manera tradicional, sin saber qué ocupa su tierra y la cantidad adecuada que debe aplicar”, mencionó Nancy Soto Bañuelos, responsable del  laboratorio de suelos del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) 137.
 La investigadora aseguró que es común que se apliquen cantidades de fertilizantes superiores a las necesarias.
También advirtió que el uso del sulfato de amonio y el poco uso de la cal agrícola pueden agravar el problema de la acidez.
Soto Bañuelos aseguró que es poco el interés por saber la naturaleza del suelo, y por tanto, saber el tipo y la cantidad  de fertilizante y cal necesarios para mejorar la producción.
 “La gente sólo viene cuando hay rumores de que habrá un programa de apoyo del gobierno para el que se puede necesitar el análisis de suelo, mientras dura el rumor vienen, después no regresan, los que tienen interés son muy pocos”, expresó.
 Comentó que  el potencial de hidrógeno (PH) es una base para medir la acidez o la alcalinidad del suelo.
El PH neutro, explicó, del cual se pueden obtener los mejores rendimientos agrícolas es 7, entre 7 y 14 se consideran niveles alcalinos, y entre 0 y 7, como ácidos.
El examen de PH se realiza en el CBTA con un costo de 50 pesos por muestra, mientras que el análisis completo del suelo tiene un precio de 450 pesos, ya que se manda hacer a Guadalajara, Jalisco.
Félix Mayorga Luna, director del CBTA 137, informó que el centro educativo está gestionando un espectrofotómetro de absorción atómica para realizar el análisis completo de suelo dentro de las instalaciones, ubicadas en Tepechitlán.
El funcionario lamentó el poco interés de los agricultores en los servicios que ofrece la institución, como la transferencia de tecnología, maquinaria agrícola y capacitación.
 “La gente ha perdido su iniciativa, quiere que gobierno lo haga todo, no quieren hacer las cosas por su propia cuenta”, consideró Félix Mayorga.
Salvador Miranda García, jefe del Distrito de Riego de Tlaltenango de la  Comisión Nacional del Agua (Conagua), explicó que otra mala práctica agrícola es el riego por inundación.
 “Hay gente que piensa que sólo un suelo inundado da buenos resultados, pero se equivocan; lo que están haciendo es provocar que el agua se lleve el fertilizante al río, por eso tenemos los sauces bien bonitos en la orilla, y bajos rendimientos en la milpa”, dijo.
Miranda García, quien es el principal promotor del análisis de suelo y uso de cal agrícola en la región, explicó aspectos sobre las cuestiones del PH.
“El 7 es neutro, un número 6 significa que es 10 veces más ácido que el 7; un número 5 significa que es 10 veces más acido que el 6, pero no hay que olvidar que el número 5 en realidad es 100 veces más acido que el 7, por eso se ocupan varios años para neutralizar un suelo”, comentó el funcionario.
Mencionó que en las regiones bajas de Tlaltenango y Tepechitlán el PH es de 5.5 en promedio, mientras que en zonas altas, como Atolinga y Benito Juárez, ronda entre 4.8 y 5.2.
“El problema de la acidez es que no permite que se desarrolle la raíz, entonces lo que tenemos es que la planta no puede comer, y por eso da muy poco rendimiento”, dijo.
Miranda García aseguró que varios campesinos de Atolinga  llevan 3 años aplicando cal agrícola y ya casi han logrado neutralizar su suelo, lo que ha incrementado los rendimientos agrícolas.
Explicó que los análisis de suelo se tienen que hacer cada tres años para saber el nivel de avance.
No se realizan de manera anual porque es relativamente poco lo que se avanza, ya que para neutralizar el suelo se pueden requerir 6 o más toneladas de cal agrícola, pero sólo se puede aplicar entre 2 y 2.5 toneladas por hectárea al año.
Miranda García expuso que si se toma en cuenta un promedio de 7.5 toneladas de maíz al año y un PH de 5.5, se está desaprovechando un 30% de la cosecha.
Es decir, se dejan de producir 2.25 toneladas, la cosecha podría llegar hasta 9.75 por hectárea. Al precio promedio de 5 mil pesos por tonelada de maíz, se estarían dejando de ganar 11 mil 250 pesos.
 En cambio, con el empleo de 2 toneladas y media de cal agrícola, y el pago de mano de obra se gastarían alrededor de 2 mil 500 pesos, según explicó.
 “Y eso sólo en una hectárea, el mejoramiento del suelo se paga solo, y da mucho rendimiento, La agricultura es rentable, y más la de riego”, aseguró el hombre.




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Hallan cuerpo de hombre sin vida en Vialidad Siglo 21
Mujer denuncia haber sufrido violación y asalto
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Pierde capital $15 millones por no presentar proyectos a tiempo
Denuncian a aviadores y nepotismo en el ITSZN
Invitan a sumarse a actividades de la 'Hora del Planeta'
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Visita al doctor
Celebra Grupo Editorial Zacatecas 20 años, con el lanzamiento de 'Imagen Plus'
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.91
Venta 19.41
€uro
Compra 20.39
Venta 20.89

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad