Thursday 23 de March de 2017

Desconocidos vigilaban mi casa, por eso me resguardé: Aleph Jiménez

     29 Sep 2012 13:42:36

A- A A+

Compartir:
El incremento de llamadas telefónicas intimidatorias y la presencia de agentes vigilando su residencia fueron el “foco rojo” que orilló a Aleph Jiménez, vocero del movimiento #YoSoy132 en Baja California, a huir el 20 de septiembre de Ensenada y esconderse durante cinco días en la ciudad de la Paz y, según la propia explicación del activista universitario, “uno de los motivos primordiales por los cuales no comenté a nadie sobre mi resguardo voluntario fue pensar que si yo les comunicaba mi paradero a mis familiares o amigos, ellos también podrían peligrar”.   En conferencia de prensa rendida ayer en las instalaciones de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, en el Distrito Federal, Aleph Jiménez narró que luego de las protestas de #YoSoy132 en Ensenada realizadas el 15 de septiembre “yo empiezo a ver con mayor frecuencia carros estacionados frente a mi casa y el caso que detonó mi temor más intenso, el foco rojo, fue cuando de un Datsun negro, polarizado, bajó un sujeto que, por radio, comenzó a informar que ya estaba frente a mi vivienda, que ya me había localizado, y comenzó a mirar hacia la habitación en donde yo me encontraba, luego subió a su auto y se dirigió a la parte posterior de mi casa”.   Fue en ese momento, aseguró el oceanógrafo, que tomó la decisión de huir hacia La Paz y luego a Mazatlán, puntos desde los cuales intentó, infructuosamente, salir del país. No obstante, pasados cinco días desde su abrupta partida de Ensenada, determinó hacer público su paradero, al percatarse de la respuesta solidaria de la sociedad ante los temores de que hubiese sido víctima de desaparición forzada.   “Al conocer cómo había estado (la respuesta de la sociedad) –explica Aleph– trato de regresar a Ensenada, para exponer los elementos que me llevaron a tomar la decisión de huir, pero un compañero me sugirió venir mejor al DF, ante la falta de condiciones de seguridad en mi estado, es así como llego a la Ciudad de México”, el 25 de septiembre pasado.   Escarnio   Tras insistir en que abandonar Ensenada sin avisar a nadie, ni siquiera a sus familiares, fue “la mejor opción que pude haber tomado”, el vocero del movimiento estudiantil #YoSoy132 defendió las acciones emprendidas en todo el país para denunciar su desaparición, ya que “los mecanismos que se echaron a andar fueron congruentes, no se debe esperar a que amanezca alguien muerto para que tengan validez las acciones urgentes”.   Además, se congratuló, “como nunca antes hubo un vuelco de la sociedad para recuperar a alguien de quien no se tenía certeza sobre su estado”.   Por ello, consideró “indignante que se trate de hacer escarnio por mi aparición con bien, en lugar de que sea algo satisfactorio… (en referencia a quienes calificaron su desaparición como una farsa) y parece que la manera en que hubieran estado felices algunos medios de comunicación, algunas personas y autoridades, es que yo hubiera amanecido muerto en una fosa, o malherido.”   Y es que, subrayó por su parte Misaí Moreno, integrante de la asamblea estudiantil de Ensenada también presente también en la conferencia de prensa, “el contexto en el que se dieron los hechos es de mucha violencia: en menos de un mes han sido asesinados en Ensenada un académico de la UNAM, una fotógrafa y un ambientalista. Sin embargo –se lamentó–, pareciera que porque Aleph apareció con vida es una persona desconciderada y no debemos olvidar que él no se fue por gusto.”            


Lo más leído
Muere un hombre y una mujer al ser atropellados por un tráiler
Visita al doctor
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad