Saturday 21 de January de 2017

Desinformación

     31 Oct 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Todavía no se apaciguan los ánimos exacerbados de habitantes de Guadalupe por la “modernización” del jardín Juárez, cuando el Ayuntamiento asesta una “leve alza” de 12.5% al impuesto predial para 2013.
Al divulgarse la información el pasado lunes estalló iracundia e incredibilidad. La “leve alza”, decía cínicamente un boletín oficial, no era para menos: ira ante el abuso; incredibilidad por lo desmesurado del 12.5% de aumento.
La irritación social de inmediato se reflejó en los medios de comunicación. Luego el alcalde, Rafael Flores, debió negar el anuncio oficial y decir que todo se debía a un error de redacción. Con agradecimiento se aceptó la retractación, pero la incredulidad persiste.
Un error de tan gran magnitud difícilmente puede creerse. Más bien pareciera que quisieron medirle el agua a los camotes y asustados ante la reacción popular que apenas empezaba a encontrar cauces de expresión, la alcaldía guadalupense reculó.
Según Rafael Flores, sí aumentará el impuesto predial, pero conforme a la inflación. En todo caso, el aumento será discutido en el Congreso, junto con las leyes de ingresos del resto de los municipios zacatecanos.
Sin embargo, vale la pena reflexionar sobre el tema, también para que el alcalde Flores y todos los demás tengan la sensibilidad política necesaria para no dejar de lado la difícil situación económica que enfrenta la mayoría de los zacatecanos.
Sabemos todos que el “gobierno está sin dinero” y las perspectivas para el próximo año no son halagüeñas. Ante esto, algunos funcionarios no se cansan de repetir que habrá recortes en los presupuestos y en las nóminas, soluciones que, a pesar de ser las peores, son preferidas por la administración pública.
Siempre se opta por lo más fácil, aunque sea lo más dañino para la sociedad. En vez de eficientar el sistema recaudatorio, de obligar a los causantes morosos a solventar adeudos, a veces millonarios, se opta por castigar mediante aumentos impositivos a quienes habitualmente cumplen.
La otra medida más practicada por administraciones deficientes es el recorte de nómina. Cierto es que en la burocracia sobra personal, pero antes de comenzar recortes, que nunca tocan a inútiles hijos o amigos de los funcionarios, sino a los trabajadores más modestos, deberían racionalizarse los recursos humanos para no echar al desempleo a centenares de padres de familia.
En el panorama nacional los signos son ominosos y apuntan a una profunda recesión y mayor deterioro del bienestar de las familias, ya castigadas por la irrefrenable carestía, la pérdida sin precedente del poder adquisitivo y el creciente desempleo.
Nuestros gobernantes reaccionan adecuadamente o colocarán al país ante graves riesgos de inestabilidad.

*Periodista ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad