Tuesday 24 de January de 2017

Desmantelamiento del Estado

Referencias

     9 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Sucesivos gobiernos neoliberales, priístas y panistas, han colocado a México en una crisis interminable, que se expresa claramente en diversos aspectos como desempleo, carestía, inflación, devaluaciones, retrocesos en los índices económicos, aniquilación de la planta industrial y abatimiento del bienestar social y sobre todo, un creciente empobrecimiento de la mayoría de la población.
Con mucho tino, el periódico Excélsior del pasado lunes ilustra la situación mediante un reportaje sobre lo que gasta México en la importación de alimentos.
De sus cifras abrumadoras se infiere cómo han bastado menos de tres decenios para lograr lo que desde entonces ya se veía como el desmantelamiento de un país.
Entonces los ímpetus neoliberales se enfocaron en la aniquilación del campo mexicano; hoy las mismas políticas económicas se empeñan en acabar con Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad (ya lo hicieron con Luz Fuerza del Centro) el sistema educativo y la seguridad social.
El bien documentado reportaje de Excélsior maneja cifras oficiales, por ejemplo, sostienen que se gastan anualmente unos 20 mil millones de dólares en la importación de alimentos.
Un desglose impresionante arroja los siguientes datos: proviene del extranjero 33% del maíz que consumimos; 55% del trigo; 95% de la soya; 72% del arroz; 25% de la carne de res; 34% de la carne de cerdo; 35% de la carne de aves y 12% de la leche.
El trabajo periodístico incluye la entrevista a Emilio Romero Polanco, catedrático del Instituto de Investigaciones Académicas de la Universidad Nacional autónoma de México, quien señala que la soberanía alimentaria se perdió desde 1974, cuando por primera vez se necesitó importar 50 mil toneladas de maíz.
“Era mejor importar barato que producir caro”, aconsejaron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, según el economista. Decían entonces los expertos al servicio del extranjero que la autosuficiencia alimentaria era un estorbo para darle mayor dinamismo al sector primario y al conjunto de la economía.
Siempre según las mismas fuentes, pronósticos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos prevén que para 2020, la dependencia alimentaria de México crecerá de 50 a 80 por ciento.
Lo peor de todo es que ahora no hay soluciones a la vista. Como se sabe, el presidente Felipe Calderón no cambiará el rumbo. Mantendrá vivas las directrices de FMI y Banco Mundial, y la política de debilitamiento del Estado mexicano podría continuar si las elecciones federales de 2012 las ganaran los partidos Revolucionario Institucional o Acción Nacional.
Una izquierda en crisis, con un Partido de la Revolución Democrática metido en zancadillas y jaloneos internos, no parece opción para remontar esta crisis que conforme pasa el tiempo se ahonda más y más.

*Periodista




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.39
Venta 21.89
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad