Friday 20 de January de 2017

Después del bullying

     29 Oct 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Hoy se le conoce como bullying, antes, simplemente como abuso de los que tienen poder para humillar a los que consideran débiles o diferentes. Siempre ha existido, y me temo que se mantendrá mientras existan potentados que encuentren atajos para cobijarse con el manto de la impunidad.
Los déspotas han creado con frecuencia grupos de fieles y obedientes para machacar a los indefensos, dejando huellas siniestras en millones de vidas personales. En la actualidad, este peligroso fenómeno se ha recrudecido en las escuelas, acaso porque los padres han dejado de serlo para convertirse en amigos “buena onda” de sus hijos o en dogmáticos defensores de los actos de aquéllos, aunque sean lances crueles o violentas gamberradas.
Según la encuesta realizada por la organización Contra el Bullying” (http://contraelbullying.org/servicios/bullying-en-la-escuela), casi “la mitad de la población estudiantil en México es o ha sido víctima de la Violencia. Un 25% es víctima constante de la violencia escolar, es decir, del BULLYING”. Por tanto, miles de jóvenes han padecido o sufren en carne propia las atrocidades de este sombrío comportamiento.
Viene a colación este tema porque durante la semana pasada he visto dos películas que interpretan este suceso, a partir de puntos de vista distintos. Por un lado, el filme mexicano Después de Lucía, dirigido por Michel Franco, elabora una trama funesta que pretende ser reflejo naturalista del comportamiento abusivo de una caterva de jóvenes ricachones; angelitos del diablo, hombres y mujeres, que humillan y violan a su compañera de colegio, Lucía, sin que ésta ofrezca algún tipo de resistencia.
El ominoso sistema judicial del país completa la tragedia, otorgando impunidad a los victimarios, lo cual lleva al padre de Lucía a hacer justicia por mano propia. El mensaje es claro: los poderosos tienden a salirse con la suya. Franco parece recordarnos que el fatalismo mexicano es una fortaleza inexpugnable.
Por otro lado, la película estadounidense Las Ventajas de Ser Invisible también trata este drama, pero desde una perspectiva opuesta. El director y autor de la obra literaria, Stephen Schbosky, pone el acento en la capacidad de resistencia de las víctimas, en la fuerza que tienen para imaginar y crear mundos habitables.
El cultivo de la inteligencia cultural les permite a los personajes construirse un espacio propio, un microcosmos donde las diferencias individuales pueden desarrollarse con libertad. Viven en burbujas no colonizadas por el sistema, les resulta indiferente que éste les haga justicia.
¿Qué modelo narrativo preferimos? Tragedia clásica o resistencia heroica.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
consolovin@hotmail.com




Lo más leído
Suspenderán el servicio del agua en colonias de Zacatecas y Guadalupe 
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Reanudarán las clases el lunes en los 40 planteles del Cobaez
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad