Thursday 23 de March de 2017

Días aciagos

Referencias

     25 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Fueron realmente patéticas las declaraciones de Felipe Calderón Hinojosa, cuando el buen hombre reconoció que “…no es posible enfrentar el delito sin considerar la fuerza de la delincuencia organizada, como tampoco “es posible enfrentar al crimen organizado con un Estado desorganizado”.
¡Ah, por fin le llegaron dos luminosas ideas!
Sí, después de 40 mil muertos comienza a vislumbrar verdades. Después de que hizo añicos el Estado, la gobernanza, la legalidad y la confianza de los mexicanos, y después de que gracias a sus desaciertos la corrupción, el crimen, la descomposición social y la violencia abrieron anchurosos caminos para transitar demoledoramente.
Qué personaje tan funesto nos fue impuesto mediante unas elecciones cuyos indicios de fraudulentas no podrán ser nunca borrados.
Lo peor es que si en 2012 México no se alerta y reacciona como sea necesario, podrían venir otros seis años o más de un régimen igual o peor.
La ruta crítica ya está trazada por Los Pinos y los monopolios televisivos se frotan las manos porque se perfilan a cogobernar con Enrique Peña Nieto, “el ahijado político de Carlos Salinas de Gortari” (cable de la Sección Política de la Embajada de Estados Unidos número 09MEXICO2778, del 24 de septiembre de 2009 y filtrado por Wikileaks a La Jornada), quien desde 2009 tuvo acercamiento con personeros estadunidenses en busca del aval a sus objetivos presidenciales.
Atrás de la “cara bonita”, recordemos, también hay un hombre hábil y de ambiciones de poder tan desbordadas que ya sólo simula gobernar en el estado de México y todo acto y decisión los convierte en propaganda para las elecciones de 2012.
También vale recordar que el copetito de niño bueno es insuficiente para ocultar su carácter iracundo, feroz y autoritario, peor, seguramente, que el del presidente Felipe Calderón, quien se burla de las marchas de paz, al conducir, él mismo, un desfile militar en la martirizada Ciudad Juárez.
Otro tema, también áspero, es la caída de Dominique Strauss-Kahn, director-gerente del Fondo Monetario Internacional, cuyas calenturientas andanzas confirman que a algunas mujeres no puede hacérseles lo mismo que el FMI ha hecho a muchos países, entre ellos nuestro lastimado México.
Cuando parecía que en ese organismo financiero comenzaban a soplar vientos que atenuarían su neoliberalismo, lo que podría corregir la política económica a chaleco impuesta aquí desde hace más de 30 años, el mundo enfrenta ahora el riesgo de otro fuerte embate neoliberalista, si algún mexicano llega al cargo del desplazado Strauss-Kahn. Ernesto Zedillo Ponce de León, el oscuro cuan nocivo expresidente, está en la antesala de la dirección del FMI, igual que Agustín Carstens, actual gobernador del Banco de México. Cualquiera de los dos serían fieles cancerberos del Banco Mundial, y del gobierno de Estados Unidos, pero una amenaza para los mexicanos.

*Periodista




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.51
Venta 21.01

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad