Thursday 23 de March de 2017

Días de cempasúchil, cánticos y lágrimas

Flores, música y rezos se tuvieron en diversos cementerios del estado

     3 Nov 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
  • Aunque cada vez son menos, no faltaron los músicos en las celebraciones de los camposantos. Aunque cada vez son menos, no faltaron los músicos en las celebraciones de los camposantos.
  • Los cementerios también recibieron a menores de edad. Los cementerios también recibieron a menores de edad.
  • Las tradicionales flores decoraron las lápidas. Las tradicionales flores decoraron las lápidas.
Imagen de


A lo lejos se escuchaba una canción, eran las coplas de la pieza Cuando Dos Almas que hilvanaba un grupo norteño alrededor de una de las tumbas del panteón de Herrera.
Junto a ellos, un hombre y sus dos hijas aún lloraban la muerte de su madre, en cuya lápida se escribía su fallecimiento hace apenas dos meses.
Al igual que esta familia, otras quebrantaron el silencio del cementerio y lo convirtieron en el escenario de una fiesta en honor a sus familiares, a quienes recordaron este 2 de noviembre con canciones, flores y rezos.
Desde temprana hora, decenas de personas acudieron al tianguis que se instala a las afueras de los cementerios en la colonia Tres Cruces para comprar flores a sus seres queridos.
Cada familia llegó con lo que pudo, algunas con humildes manojos de flores que no superaban los 30 pesos y otras con fastuosos arreglos que costaban más de 200 pesos, pero nadie entraba con las manos vacías.
Había tumbas especialmente decoradas y tampoco faltaron los altares en los que sobresalía la creatividad de los hacedores, ello sin faltar el tradicional pan de muerto, las fotografías, el mezcal y los artículos personales de los fallecidos.
Especialmente adornadas lucían las lápidas de algunos niños y su imagen provocaba las exclamaciones de tristeza de los transeúntes, pues artículos como muñecos de peluche, juguetes, chupones, dulces y pañales denotaban la nostalgia por sus vidas truncadas a una muy corta edad.
Tampoco faltaron los padres de familia que se sirvieron del momento y pusieron a sus hijos a practicar sus clases de catecismo con papel en mano y un rosario que debían rezar con la debida mención de cada misterio y las letanías.

Lápidas frías
Contrario al panteón de Herrera, el cementerio La Purísima, conocido por los zacatecanos como el de los ricos, lucía solo y desangelado.Decenas de tumbas se observaron sin ninguna flor o detalle y ni siquiera la maleza de los alrededores fue retirada.
Las lujosas criptas familiares, por igual, se veían tristes y sin deudos que las visitaran; sólo el mármol frio y las sombras que se proyectaban se veían al interior.

Sin sanitarios y sin estacionamiento
A pesar de que en esta ocasión el ayuntamiento capitalino anunció la instalación de una red hidráulica para dotar de agua a las pilas y brindar mejores servicios a la ciudadanía, las personas que acudieron a los panteones no encontraron lugar donde aparcar ni un sanitario cerca.
Por ello, centenares de visitantes abarrotaron los estacionamientos y baños de los centros comerciales que están en las inmediaciones de los cementerios.

En Guadalupe
La tranquilidad y la organización estuvieron presentes en el panteón de Dolores, en Guadalupe, donde la gente acudió para visitar a los seres queridos que ya partieron y a quienes se les recuerda de una manera apegada a la tradición.
Puestos de flores, tanto naturales como artificiales, cruces y coronas con imágenes religiosas se colocaron desde los extremos del callejón Dolores.
Además de comercios de flores o imágenes para la decoración de las tumbas, hubo comerciantes que ofrecieron tamales, tacos, pan de muerto y aguas frescas ya fuera para la convivencia de las familias o para refrescarse ante el calor del sol.
Tomás Gutiérrez, vecino de Guadalupe, comentó que él y su hija Diana no vienen seguido a visitar las tumbas de su esposa e hijo debido a la falta de tiempo, mas que sí lo hacen en fechas especiales como aniversarios, cumpleaños o Navidad.  
La música también acompaña a las visitas. Así lo demuestra Adrián Rodríguez, quien siempre visita la tumba de su padre, sus abuelos y primas, y que para esta ocasión contrató a un grupo musical que interpretó las canciones que a su padre le gustaban.
Raquel Santana se reunió con toda su familia para visitar a sus padres y a su hijo, que están en una misma tumba, para lo que dedican un tiempo para decorar, limpiar, rezar y convivir. Comentó que visita frecuentemente la tumba, cada 15 días o a lo mucho, cada mes.

En Fresnillo
Los días 1 y 2 de noviembre las almas de los fieles difuntos regresaron a sus tumbas. Los panteones de Santa Teresa, Santa Cruz y Resurrección se llenaron de colorido ante la visita de miles de fresnillenses que los acompañaron y les llevaron flores en esta fecha.
A pesar de que disminuyó el número de visitantes, los que asistieron rezaron a los muertos y arreglaron sus tumbas con coronas y flores. Muy poca gente mantuvo la tradición de elaborar altares, llevar comida y música.
Los músicos que acudieron a alegrar los días en el camposanto tuvieron muy poco trabajo; en el lugar sólo se escuchaban los sollozos de quienes aún no aceptan la perdida de sus difuntos.
Los comerciantes ofrecían a gritos su mercancía. “Pásele, llévese las flores a buen precio” gritaba Noemí Ramírez, originaria de comunidad de Laguna Seca.
Este año, Angélica Jaques, quien forma parte de toda una familia que se dedica a la elaboración de coronas sintéticas hechas a mano, continúa la tradición que sus parientes comenzaron hace más de 20 años.
Ella, al igual que sus hermanos y muchos otros comerciantes de coronas, comienzan a hacerlas desde el mes de agosto. Este año sólo elaboró 130, debido a que desde hace cuatro años sus ventas cayeron y es mejor no tener tanta pérdida.
En los puestos de alimentos instalados afuera del panteón de Santa Teresa, inspectores de Sanidad entregaron cubrecabezas y guantes a los vendedores; mientras, los verificadores de Regulación Sanitaria les comentaban que no son necesarios, lo que desconcertó a los comerciantes.
 Fidel Barrios, titular de Sanidad del ayuntamiento, acusó la falta de coordinación entre los funcionarios: “Es lamentable que lleguen a esto, cuando debemos estar en conjunto y coordinados:  nosotros hacemos nuestro trabajo porque hay facultades y no desconocemos criterios de salud”.

En Sombrerete
En medio de un ambiente de recuerdos, miles de sombreretenses visitaron las cinco secciones que integran el panteón municipal para visitar a los difuntos este Día de Muertos.
Desde muy temprano se pudo observar movimiento de los habitantes, ya fuera para realizar actividades de limpieza en sus tumbas y colocar arreglos florales a manera de homenaje.
“Huele a cempasúchil... Qué tristeza que sólo nos acordemos de nuestros muertos en este día”,  refirió Marlene Hernández.
José Luis Valles, director de Protección Civil de Sombrerete,  aseguró que durante la jornada de ayer se recibieron cerca de 12 mil visitas al cementerio municipal.    
Afortunadamente, no se tuvo novedad alguna al interior y exterior de la zona, por lo que las actividades se desarrollaron en completa calma.
Las direcciones de Seguridad Pública, Tránsito y Limpia estuvieron al pendiente de los visitantes al cementerio.

Con información de Selene Lamas, Abraham Cabrales, Cynthia Sánchez y Jesús Hernández

capital@imagenzac.com.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad