Thursday 19 de January de 2017

Días de fiesta

Los días del Bi-100

     11 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
En este cruce de calles se presenció el grito de Independencia en 1912. (Foto: Cortesía)
En este cruce de calles se presenció el grito de Independencia en 1912. (Foto: Cortesía)

En septiembre de 1912 no hay sosiego total en Zacatecas. El norte de la entidad vive momentos aciagos, pues los pueblos eran atacados frecuentemente por grupos contrarrevolucionarios que reconocían como su líder al general Pascual Orozco (1882, Santa Isabel, Chihuahua). Agréguese la durísima competencia política que se vivió en los meses precedentes. En ese ambiente, la junta patriótica de la ciudad de Zacatecas organizó un programa cívico para recordar “a los héroes que, en 1810, hicieron pedazos las cadenas de la opresión”.
En el programa, los organizadores expusieron: “El culto de esos héroes, la recordación de esos sacrificios, son enseñanza que, si siempre deben tenerse ante los ojos con mayor razón en estos momentos, en que las pasiones desbordadas, las ambiciones desenfrenadas, la ignorancia enfurecida, van creando conflicto tras conflicto, y parece que se ha extraviado el criterio nacional, la conciencia del bien y el derecho…”
Además de la retórica coyuntural, que llamaba a la unidad y la paz social, la fiesta de la Independencia, de septiembre de 1912, da cuenta de varios elementos de innovación. Comenzó el sábado 14 de septiembre y concluyó el domingo 22.
El primer día inició con una verbena “popular” en la calle de Chepinque. Esta congregación gastronómica permaneció toda la semana.
El día 15, a las 10 de la mañana, en la Alameda fueron reunidos los “empleados particulares” y los estudiantes del Instituto de Ciencias. El acto sirvió para que los asistentes protestaran lealtad ante la bandera. Luego desfilaron por las calles de la ciudad.
A las 7 de la noche, en el Jardín Hidalgo (actual Plaza de Armas) la banda del estado dio una serenata.
A las 8, en la avenida Juárez, se presentó una exhibición de cine con “vistas jocosas y de arte”.
A las 11 de la noche, el gobernador vitoreo la Independencia de México. Lo hizo desde el balcón central del foyer del Teatro Calderón (eran los días de renovación popular).
El día lunes 16 de septiembre, a las 9 de la mañana, se congregaron todos los integrantes de los poderes estatales, del ayuntamiento, de las asociaciones de empleados particulares, de estudiantes y de las “colonias extranjeras”.
El punto de reunión fue el Palacio de Gobierno. El fin era recibir y acompañar al gobernador al Poder Legislativo (actual Palacio de Justicia, frente a Catedral) para presentar el informe de ley. En ese acto tomó protesta el nuevo gobernador, J. Guadalupe González, “quien fue ungido con el voto popular”.
Después del informe siguió un desfile con carros alegóricos alusivos a la patria y el comercio. En la marcha intervinieron todos los acompañantes del gobernador.
El desfile concluyó en el actual Jardín de la Independencia. Ahí ocurrió otra ceremonia cívica, donde se leyeron discursos, poemas, se ejecutó música y se depositaron flores naturales al monumento. Por supuesto hubo fuegos pirotécnicos, serenatas en la Alameda, y bailes en el portal de La Fabrica.
Esos días fueron, con festejos y de ocupación popular, similares a los de 1910. Pero en 1912, el grito fue desde el teatro y el cine modificó las formas de recordación de la patria.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad