Friday 24 de March de 2017

Días de sorpresas

Los días del Bi-100

     18 Dec 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
La cárcel de Santiago de Tlatelolco.
La cárcel de Santiago de Tlatelolco.

Diciembre de 1912. El novenario por la Virgen de Guadalupe se figuró como la antepenúltima celebración religiosa del año bisiesto.
En el templo de la Villa de Guadalupe, cada día hubo una misa, “con orquesta y buen orfeón”. También realizaron Mañanitas, a las 4 de la mañana. El rosario con cantos, las misas, una hora y media después.
La responsabilidad de las fiestas estuvo a cargo de familias “de la buena sociedad” de la ciudad de Zacatecas y de la villa. El día jueves 12 de diciembre de 1912, varias familias emprendieron “piadosa peregrinación”. Ese día, en la Catedral, la celebración fue solemne. El obispo Miguel M. de la Mora ofició “el santo sacrificio”.
En el ambiente político, la muerte del gobernador J. Guadalupe González trastornó todo.
Por el breve lapso que desempeñó el cargo, obligó a convocar elecciones extraordinarias (para marzo de 1913). En ese tenor, el 12 de diciembre de 1912, inició la distribución de La Voz del Pueblo. El impreso era electoral. Apoyaba la candidatura del licenciado Rafael Ceniceros y Villarreal, a la sazón gobernador interino del estado.
En esos días, los maderistas organizaban sus pretéritas redes en favor de Fernando Cabral, el jefe político de la capital del estado. Los liberales, principalmente los del sur de la entidad, y coordinados por Roque Estrada, iniciaban el cabildeo propicio para Narciso González.
En fin, parte de los zacatecanos estaban dedicados a la política local. Caso contrario es el analista Ramón López Velarde. En un texto que le atribuyen, merced a lo bien escrito, el jerezano crítica, en La Nación, la propuesta de ley sobre la prensa.
En la proposición se intentaba penalizar el dolo emergente en los periódicos. El autor de la iniciativa era diputado José Natividad Macías.
Es ácido el texto presuntamente lópezvelardeano. Dice en los últimos párrafos: “¡Lo que nos prepara a los periodistas el 70 veces renovado don Nati!... ¿Quién iba a suponer tamaño furor en el rubicundo tribuno que ingenuamente pronuncia diputaos, páis y otras lindezas? Estamos en días de sorpresas”.
Situados en la prensa, situemos la entrevista que publicó El País el 11 de diciembre de 1912. El diálogo fue con Francisco Villa, el coronel revolucionario que apoyó en el movimiento armado que encabezaba Madero. Villa fue entrevistado en la cárcel de Santiago de Tlaltelolco, donde estaba detenido, soportando un proceso penal-militar.
El redactor de la nota asentó: “Villa viste un traje negro, está tranquilo y en su haber pausado no hay nada que indique al feroz revolucionario de que nos hablaban en 1910…”

*Historiador y profesor universitario




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.45
Venta 20.95

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad