Friday 20 de January de 2017

Domingo Mundial de las Misiones

El Día del Señor

     21 Oct 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Jesús dejó a sus discípulos la enseñanza de compartir el evangelio.
Jesús dejó a sus discípulos la enseñanza de compartir el evangelio.

INTRODUCCIÓN
En estos momentos de la historia eclesial, es sumamente importante que todos y cada uno de los cristianos quienes pertenecemos, por el bautismo, a la Iglesia Universal instituida por Cristo, profeta, santificador y pastor, tomemos conciencia clara y comprometida, de que somos misioneros por excelencia al interno de la misma Iglesia y hacia lo externo. Nuestra Iglesia ha recibido de Cristo, el encargo o misión de anunciar a todos los pueblos de la tierra, la luz y la bondad de su Evangelio, máxime ahora, que la humanidad se encuentra entre luces y sombras, ante el fenómeno del “secularismo” que es una actitud de muchos hombres y mujeres, que rompen sus relaciones con Dios, autor de todo bien para el tiempo y la eternidad.
La Iglesia fundada por Cristo, debe ser sacramento de salvación pera todos los pueblos, a fin de que la obra redentora del Hijo de Dios hecho hombre perdure.

“VAYAN Y ENSEÑEN A TODAS LAS NACIONES, DICE EL SEÑOR, Y SEPAN QUE YO ESTARÉ CON USTEDES TODOS LOS DÍAS, HASTA EL FIN DEL MUNDO”
Como bautizados y participando de la vida nueva que Cristo nos ha dado, librando al mundo del pecado y de la muerte para siempre, hoy acogemos este mandato que al cumplirlo nos apoyamos en la presencia y acción del Señor, quien haciendo la voluntad de su Padre y lleno de la luz y la fuerza santificadora del Espíritu Santo, quiere llenar de gozo y felicidad a quienes a través de las pruebas y retos de la hora presente, aceptan con amor y libremente su mensaje de redención con la libertad de los hijos de Dios. Este mensaje se llama “evangelización” como anuncio de paz y fraternidad universales.
Precisamente, en estos días se está desarrollando el Sínodo de los Obispos en Roma, quienes unidos estrechamente con el Papa Benedicto XVI, han sido convocados por él, como supremo pastor y sucesor en la Cátedra de San Pedro, para tratar, reflexionar, profundizar y proponer nuevas iniciativas pastorales para toda la Iglesia y el mundo y que todos lleguen al conocimiento de la verdad revelada por Cristo y logremos nuestra salvación temporal y eterna.
El tema de este Sínodo (reunión de pastores), es “la Nueva Evangelización para La Trasmisión de la Fe Cristiana” la cual debe iluminar y brillar para todo hombre humilde y sincero, que descubra la razón de vivir, abiertos al misterio del plan de Dios, que consiste en instaurar todas las cosas, las del cielo y de la tierra, en Cristo, Luz de los Pueblos.
Al celebrar los Cincuenta años de la apertura del Concilio Vaticano II y los Veinte de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica, fruto precioso de dicho Concilio, el Sumo Pontífice, nos convoca para celebrar el “Año de la Fe”, que ha comenzado el once de este mes y que terminará el veinticuatro de noviembre del año entrante. Nuestro Papa Benedicto nos exhorta vivamente de la siguiente manera:”Deseamos que este Año suscite en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza. Será también una ocasión propicia para intensificar la celebración de la fe en la liturgia, y de modo particular en la Eucaristía, que es “la cumbre a la que tiende la acción de la Iglesia y también la fuente de donde mana toda su fuerza”. Al mismo tiempo, esperamos que el testimonio de la vida de los creyentes sea cada vez más creíble. Redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada, y reflexionar sobre el mismo acto por el cual se cree, es un compromiso que todo creyente debe de hacer propio, sobre todo en este Año”.

SENTIDO DE ESTE DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES (DOMUND)
En todo este contexto que acabamos de expresar, ahora es muy conveniente dar algunos elementos que definan el sentido de este DOMUND.
San Pablo en el texto que hemos proclamado como segunda lectura del día de hoy, nos enseña: Primeramente nos anima a hacer oraciones por todos los hombres, y en particular por los jefes de Estado y las demás autoridades, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz, entregada a Dios y respetable en todo sentido. Textualmente continúa: “Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, pues él quiere que todos los hombres se salven y todos lleguen al conocimiento de la verdad, porque no hay sino un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre él también, que se entregó como rescate por todos”.
Precisamente la Evangelización se apoya en esta mediación y envío que el Padre ha dado a Cristo, para que él a su vez haga discípulos de su “buena nueva” y luego sean enviados a misionar por todo el mundo, a todos los pueblos sin acepción de personas.
Los textos de nuestra eucaristía, expresan “la universalidad” del mandato de Cristo, de acuerdo a lo que nos ha enseñado también el Apóstol: “La caridad de Cristo nos urge” a proclamar el mensaje salvífico del Padre, por Cristo y con el sello del Espíritu Santo.

CONCLUSIÓN
La base de la razón para ser misioneros del evangelio de Jesús y nuestro, es la caridad que nos apremia.
Es el amor de Cristo que debe llenar nuestros corazones y nos impulsa a evangelizar. Hoy como ayer, él nos envía por los caminos del mundo para proclamar su Evangelio a todos los pueblos de la tierra.
Afirma el Papa, que: “Con su amor Jesucristo atrae hacia sí a los hombres de cada generación; en todo tiempo, convoca a la Iglesia y le confía el anuncio del Evangelio, con su mandato que es siempre nuevo”.
Hagámonos responsables en nuestra Iglesia de ser auténticos y comprometidos heraldos del Evangelio de Jesús, para que se disipen las tinieblas de la ignorancia y del pecado, podamos con su mandato y su gracia, trascender los estrechos límites que nos amarran con egoísmo e indiferencia, haciendo nuestro con verdadera entereza, fidelidad y generosidad el envío o misión que de Cristo hemos recibido para gloria de Dios Uno y Trino y para la salvación de todos y cada uno.
¡Que realicemos la evangelización, como nos enseñó el Beato Juan Pablo II. Evangelización que no es re-evangelización, sino nueva en el ardor de la caridad y nueva en sus expresiones y métodos de transmisión!.

*Obispo Emérito de Zacatecas




Lo más leído
Suspenderán el servicio del agua en colonias de Zacatecas y Guadalupe 
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.63
Venta 22.13
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad