Friday 20 de January de 2017

Don Veremundo, un alma de poeta

Sus obras y proyectos han sido reconocidos

     15 Jan 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • Fue uno de los fundadores de la escuela de Humanidades en el estado. Fue uno de los fundadores de la escuela de Humanidades en el estado.
  • Sangre Nueva, una de sus mejores obras. Sangre Nueva, una de sus mejores obras.
  • Rosario se dice feliz al lado del poeta. Rosario se dice feliz al lado del poeta.
  • Don Veremundo y su esposa Rosario Reveles. Don Veremundo y su esposa Rosario Reveles.
Imagen de


No pido la palabra,
no haré uso de la palabra,
con el permiso de ustedes voy a
hacer uso de la vida

ZACATECAS.- Sin duda uno de los humanistas, literatos y poetas más emblemáticos de Zacatecas es Veremundo Carrillo Trujillo.
Creador de obras literarias como “Sangre Nueva”, “Máscaras de Piel de Hombre” y “la Décima Luna”, el hombre reflejó su sentir y retrató su vida.
 Y es que a decir de Juan Antonio Caldera, cita Carrillo Trujillo,  “la poesía no sirve para ocultar, sino para revelar”.
El poeta también ha sido conferencista, maestro jubilado por la Universidad Autónoma de Zacateas (UAZ), articulista y  redactor de varias revistas.
En 1995 obtuvo el Premio Estatal de Periodismo, otorgado por la Asociación de Periodistas de Zacatecas.
En 1982 recibió del Gobierno del Estado la distinción  al Talento Zacatecano y en 1992 recibió una presea del Grupo Barranca.
Para 1998 formó parte de la terna para ser presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).   
“La literatura fue un sustituto de lo que yo quería; yo quería matemáticas, soñé con dedicarme a las matemáticas pero no pude, no había donde entonces y mi hijo menor está en eso, y lo veo como si yo lo hubiera logrado”, menciona el poeta.
También comenta que se quiso dedicar a la música, pero no había entonces el ambiente para hacerlo.
 “Me fui refugiando en la literatura porque era como un pasión secundaria, pero ya después de mucho tiempo me di cuenta de que fue el filo central para mí”, explica.
Don Veremundo nació en 1933, en Achimec, hoy San Pascual en Tepetongo;  sus primeros acercamientos con las letras fueron gracias a su madre, quien le enseñó a leer.
Recuerda que siempre cargaba un libro, un cuaderno y una pizarra; reconoce que había poco que leer, pero le gustaba todo lo que encontraba en los libros.
A los 7 años cuando su familia se muda a Huejúcar, Jalisco, Veremundo ingresó a la escuela.
“En la casa había algunos libros, libros muy buenos de poesía, lo recuerdo muy bien,  uno de José Acelgas, de los románticos españoles, contemporáneos de Bécquer y Campoamor”, platica el hombre.
La familia Carrillo Trujillo se suscribió a una revista infantil, así que el escritor pudo conocer la obra de Guillermo Tell y la Monja Alférez.
Cuando cursaba estudios en la escuela de  Estudios Medios en Zacatecas conoció obras de Hugo Wast, Julio Verne, Emilio Salgari , luego la Divina Comedia, así como escritos de López Velarde, Dostoievsky y Lord Byron.
Después admiró la obra de Tom Merton y Walter Scott.
 Dentro de su trayectoria literaria están participaciones en revistas y en 1958 se publicó el libro "Antología de Poetas Montezumenses", que fue de un conjunto de seminaristas de Montezuma que recopilan sus escritos.
 “Para ese entonces ya había leído la 'Biblia', 'El Quijote' y 'la Ilíada y la Odisea'; leí a los griegos y a los latinos,  sobretodo a Virgilio y Horacio.
“Virgilio era mi modelo, casi hasta en mi vida personal”, expresa Veremundo Carrillo.  
En 1964 se imprime su obra “Sangre Nueva”, con marcadas influencias de Ramón López Velarde y la inspiración de Gorostiza y Manuel M. Ponce.  
En 1958 se ordenó como sacerdote y trabajaba como asesor de jóvenes; recuerda que coordinó toda la diócesis y estaba en contacto con todo el país.
“Las santas autoridades no comprendían mucho a jóvenes, les tenían recelo a los curas que trabajaba con jóvenes  y con obreros”, comenta el poeta.
Después fue a España para estudiar Filología y Letras. Regresa en 1968 a México, justo cuando la Teología de la Liberación estaba en su apogeo.
Don Veremundo considera que “para buscar la justicia no es suficiente ser cristiano, hace falta buscar una filosofía”.
Ante sus intentos de proteger a su grey, las autoridades eclesiásticas, menciona, lo tildaron de necio, comunista y combatiente.
Él fue adquiriendo independencia,  sin embargo se fue distanciando de la autoridad, y reprochó a un obispo.
  “Ustedes me han engañado, le dije a un obispo, ustedes me dijeron que íbamos a trabajar juntos en un reino nuevo,  de amor y  de justicia, resulta que no, ustedes me hicieron creer que estaba solo, me sentía como desnudo porque las autoridades descargaron en  mi todas las acciones del grupo”, expresa.
Por la intromisión del sacerdote en la toma de la UAZ, fue enviado a Jerez como castigo. Él lo aceptó, pero les dejó en claro que jamás cedería en su proceder, duró cuatro años como clérigo antes de renunciar.    
Después de una lucha interna, de angustia y depresión, llegó a una conclusión: “el celibato no tiene otro sentido más que un servicio completo”. En 1982 deja el sacerdocio.
Una nueva vida esperaba para abrazarlo, para que encabezara movimientos considerados utópicos, que sólo creen en el amor a la humanidad.
En esta ocasión se trató de la fundación de la Escuela de Humanidades.
El autor de “Sangre Nueva” relata que recién casado se formó un grupo mixto de sacerdotes, casados y no casados, que se reunían  con una inquietud de renovación y fundaron la revista Recodo, cuyo tiraje dejó de imprimirse en 1984.
“Pensamos que era necesario una escuela de Humanidades y comenzamos  a reunirnos en la casa  y empezamos a hacer un proyecto, hubo quien viajó a México y Monterrey por documentación, recogimos proyectos de Francia e Inglaterra y fuimos armando el proyecto”, menciona Carrillo Trujillo.
Sin embargo las cosas no fueron fáciles; hubo una lucha muy dura en el consejo universitario que afectó mucho la salud del escritor.
Su sueño se cristalizó en 1986, cuando en el marco de la celebración por el 200 Aniversario del nacimiento de García Salinas se fundó la escuela de Humanidades en Jerez, con una ceremonia en el teatro Hinojosa.
“Asistió el gobernador, maestros de la UNAM, el pueblo estaba entusiasmado y los rancheros diciendo muy contentos que ellos daban dinero para Humanidades, que no sabían lo que eran pero ellos daban”, narra el literato.
Sin embargo, dijo que la política terminó con la escuela de Humanidades en Jerez.
Por ello, un año más tarde se llevó el proyecto a la Preparatoria 2 y así nació Humanidades, con un tronco común que después separaron en cuatro”, explica.
Veremundo Carrillo Trujillo es actualmente el presidente de la Asociación Zacatecana de Estudios Clásicos y Medievales.
También es presidente de Amigos del Patrimonio Zacatecano y miembro del nuevo Consejo de Bioética y de la Comisión de Transplantes de Órganos.
Además, desempeña el cargo de jefe de Investigación en el Instituto Zacatecano de Cultura.
Don Veremundo Carrillo “ha sido considerado como uno de los pilares indiscutibles del impulso que se ha dado a las humanidades en la región, en las ultimas décadas”, considera Jovita Aguilar Díaz, historiadora del arte.
Rosario Reveles,  su esposa, comenta que ha sido muy feliz al lado del poeta, con quien tiene dos hijos, Veremundo y Alejandro que son la mayor alegría de su vida.




Lo más leído
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Trump presta juramento como 45to presidente de EU  
Preparan investidura de Trump como presidente; llegan personalidades 
Asumen cargos nuevos titulares en el municipio 
'Hoy será recordado como el día en que la gente tomó el poder de esta nación otra vez': Trump
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Mineros enfrenta a los Alebrijes en la Fecha 4 del Ascenso MX
Alarma a bomberos y vecinos incendio dentro de un lote 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.19
Venta 23.69

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad