Saturday 21 de January de 2017

Dos años de Obama

     20 Jan 2011 22:53:46

A- A A+

Compartir:

El día de hoy se cumplen los dos primeros años de Barack Hussein Obama como presidente de los Estados Unidos de América.
U2, Stevie Wonder, Bruce Springsteen, Beyoncé, Bon Jovi y Shakira, entre otros, celebraban con un legendario concierto la llegada del primer presidente afroamericano en la historia del vecino país del norte.

Tras un largo periodo de ignominia encabezado por George W. Bush, una de las naciones más exitosas en la historia de la humanidad, se daba el tiempo de re-pensarse y re-dimensionarse frente al mundo.
Es fácil perder la perspectiva de los momentos y procesos históricos que definen la generación a la que uno pertenece; sobre todo, en tiempos en los que el cinismo es el eje que articula los discursos de una clase dirigente que, ante el derrumbe de las ideologías, ha privilegiado los intereses de los poderes fácticos.
Es fácil apuntar que no hay gran diferencia entre Obama y sus antecesores norteamericanos; dar a su victoria una connotación coyuntural y minimizar el liderazgo de un hombre que lucha, todos los días, por desterrar el racismo, la xenofobia, la discriminación y el clasismo, no sólo a través de políticas públicas, sino mediante su apuesta a crear un diálogo de adultos con los ciudadanos a los que representa.
Fácil, olvidarse que en la campaña que lo llevó a la presidencia participaron 13 millones de voluntarios; que alrededor de 3 millones y medio de estas personas, decidieron contribuir con dinero a la campaña de Obama. La mayoría de los contribuyentes, estudiantes y jubilados de clase media, que pese a no estar en una situación de pobreza extrema, son el tipo de estadounidenses que viven al día.
La de Obama fue una campaña en la que 19 de cada 20 de sus integrantes era menor de 30 años, y que llevó a que 3 de cada 4 ciudadanos estadounidenses que votaron por vez primera en la elección de 2008, lo hicieran por el Partido Demócrata.
Y a ese líder, que se rehusó a polarizar al país y a confrontar a un Partido Republicano que estaba en la ruina, los pseudo-progresistas del mundo le regatean sus méritos. Al primer presidente norteamericano que plantea la universalización de la salud le decimos que no es distinto de los conservadores; que no es de izquierda.
Se lo dicen políticos locales, de un país en el que los legisladores locales tienen mayores ingresos que los de un senador estadounidense; incluyendo a los del movimiento que participó en el 2006 con Andrés Manuel López Obrador como su candidato a la Presidencia de la República.
Mientras en México, nuestra vergonzante clase política ha sido incapaz de enfrentar el problema de la violencia nacional desde sus raíces, y re-plantear una estrategia jurídica e institucional frente al evidente caos de entidades como Chihuahua, Obama insiste en el mensaje de reconciliación.
El 13 de enero pasado, días después de la masacre en la que un desquiciado atentó contra la vida de la congresista Gabrielle Gibbons y terminó asesinando a 6 personas, Barack Obama fue a Tucson, e hizo vibrar el alma de su nación y puso a temblar la conciencia del soberano.
No vaciló, en rendir un tributo a Dorwan Stoddard, Phyllis Schneck, Dorothy Morris, Gabe Simmerman, John Roll y, especialmente, a Christina Taylor Green.  Llamó a la reconstrucción ética de su país en tributo a estos ciudadanos, y felicitó a la congresista Gibbons por re-inventar la forma más pura de la democracia, el gobierno por, de y para el pueblo:
“Ellos creían, creían, y yo creo que podemos ser mejores. Quienes murieron aquí, quienes salvaron vidas aquí han ayudado a convencerme de esto. Puede que no podamos detener la maldad en el mundo, pero sé que la manera en que nos tratamos unos a los otros depende de nosotros mismos
Creo que aun con todas nuestras imperfecciones, estamos llenos de bondad y decencia, y que las fuerzas que nos dividen no son tan poderosas como las que nos unen.
Estoy convencido de ello, en parte, porque una niña como Christina Taylor Green estaba convencida de eso.
Imaginen un momento: era una niña que apenas empezaba a conocer nuestra democracia, apenas empezaba a comprender las obligaciones de la ciudadanía, apenas empezaba a vislumbrar el hecho de que algún día ella también podría desempeñar un papel en forjar el futuro de su país. La habían elegido para el consejo estudiantil, pensaba que el servicio público era algo emocionante, algo que la llenaba de esperanza. Había ido a conocer a su congresista, alguien que tenía la certeza que era buena e importante, y tal vez un modelo a seguir. Vio todo esto con sus ojos de niña, sin el velo de cinismo o animosidad que los adultos con demasiada frecuencia simplemente damos por sentado.
Quiero que nos pongamos a la altura de sus expectativas. Quiero que nuestra democracia sea tan buena como Christina se la imaginó. Quiero que Estados Unidos sea tan bueno como ella se lo imaginó. Todos nosotros, todos debemos hacer todo lo posible para asegurar que este país esté a la altura de las expectativas de nuestros hijos”.
Mientras Obama pronunciaba ese dicurso, el gobierno de Chihuahua daba una especie de justificación frente al asesinato de la activista Susana Chávez, sugiriendo que había sido consecuencia de una noche de parranda.
Mientras miles de ciudadanos en Arizona se unían en el grito redentor de Obama, aquí el gobierno federal ignoraba las protestas de unos cuantos por el impune asesinato de Marisela Escobedo; una mexicana ejemplar cuyo único crimen fue luchar que el homicidio de su hija fuera justamente sancionado.
Obama nos recuerda, día con día, un legado que en México también pronunció alguna vez Carlos Castillo Peraza. Entender a la política como el arte de lo posible.

*Diputado local
jorge.alvarez.maynez@gmail.com




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad