Saturday 21 de January de 2017

Dos opciones para edificar nuestra vida cristiana

El Día del Señor

     6 Mar 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

INTRODUCCIÓN
Está próximo el comienzo de la Cuaresma correspondiente a este año (el Miércoles de Ceniza. el 9 del presente mes) y se suspende el ciclo de domingos del tiempo ordinario para vivir la preparación espiritual que culminará con el Triduo Pascual.
Teniendo en cuenta lo anterior, hoy, en este domingo, se cierra el Sermón de la Montaña que abarca los capítulos 5, 6, y 7 del Evangelio de San Mateo.
A este propósito corresponde la parábola que Cristo nos propone con el fin de adquirir sabiduría verdadera en la aceptación de su mensaje proclamado en la montaña como base firme sobre la cual se edifique nuestra existencia cristiana.
Cristo nos ilumina para seguirle presentándonos dos opciones, refiriéndose a construir una casa sobre roca firme o sobre las arenas movedizas e inconsistentes.

CUMPLIMIENTO DE LA VOLUNTAD DE DIOS, COMO ROCA FIRME DE LA VIDA CRISTIANA
Esta voluntad debe ser la roca firme sobre la cual los cristianos debemos edificar nuestra vida de fe.
Jesús nos dice: “No todo el que me diga ‘¡Señor. Señor!’ entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumpla con la voluntad de mi Padre, que está en los cielos”.
Cristo nos ha dejado abierto el camino que debemos recorrer para llegar a la casa de nuestro Padre Dios.
El empeño que ha puesto para salvar al género humano ha sido, y será siempre, el cumplimiento de la voluntad divina, siendo para Él su manjar que lo ha sostenido para realizar su Pascua como paso de este mundo a la conquista de su glorificación en el cielo.
Esta glorificación es la base de nuestra propia glorificación como participación de la del mismo Cristo.
La vida cristiana se determina por el cumplimiento de la voluntad de Dios.
Esta voluntad es el amor que Cristo nos ha dado con la entrega total de su vida divino-humana como Hijo de Dios hecho hombre, Salvador nuestro. No existe otra razón por la cual seamos salvos.
La oración del Padre Nuestro nos hace pedir el cumplimiento de esa voluntad de Dios.
Este es el pan de cada día que alimenta de verdad cada instante de nuestro vivir con Cristo, por Él y en Él, camino seguro para acceder al Reino de los cielos y alcanzar de esta manera el esplendor de nuestro destino final al cual Dios nos llama.

LA CASA CONSTRUIDA SOBRE LA ARENA MOVEDIZA E INCONSISTENTE
Jesús nos hace ver que no es posible edificar una casa propia sobre las arenas movedizas: “El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a un hombre imprudente que edifica su casa sobre la arena. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa y la arrasaron completamente”.
Fuera de la roca firme del cumplimiento de la voluntad de Dios no puede existir otro fundamento que sostenga firmemente nuestra presencia en la tierra haciendo el bien a ejemplo de Jesús que no vino a ser servido, sino a servir y dar la vida por todos los hombres.
Por esto, también afirma Jesús: ”El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a un hombre prudente que edificó su casa sobre la roca. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa, pero no se cayó porque estaba construida sobre roca”.
Jesús propone esta parábola de las dos casas seguramente debido a su experiencia en la tierra de Palestina donde vivió, tierra desértica de arenas movedizas y tierra de rocas.
En estas tierras cuando llueve y sopla violentamente el viento, las aguas encajonadas en los arroyos y ríos se encrespan con fuerza arrasando las arenas depositadas en las hondonadas que luego son arrastradas por las aguas broncas que buscan con energía imparable su cauce definitivo.
Bien sabía Cristo de estas experiencias de su tierra que le vio nacer y llevar a cabo su misión salvadora.

CONSTRUYAMOS NUESTRA VIDA CON LA FIRMEZA DE NUESTRA FE APOYADA SÓLIDAMENTE EN LA VOLUNTAD DE DIOS
El amor a Dios y a los hermanos expresa cabalmente lo que significa cumplir con la voluntad de Dios, centro de nuestra fe auténtica.
Esta voluntad debe ser el eje firme de toda nuestra existencia como donación generosa y total en la construcción del Reino de Dios aquí en la tierra y camino seguro de salvación eterna.
Hoy nos damos cuenta de que la inestabilidad de muchos hombres que no acatan la voluntad divina los lleva a cometer pecados y crímenes que claman venganza al cielo.
Es necesaria la conversión de los corazones para edificar la existencia en roca firme e inconmovible y no sobre las arenas de las pasiones desordenadas, fruto del egoísmo y rechazo de la voluntad de Dios.
Sólo en Dios descansan las almas generosas, prudentes y sabias. Lo opuesto es dejar de lado a Dios, única roca firme del ser humano hecho a imagen y semejanza de su Creador y Redentor.

CONCLUSIÓN
Hoy debemos bendecir al Señor que nos confirma sobre la roca de su Palabra eterna e imperecedera.
Le pedimos que nos dé prudencia sabia y le pedimos también desechar la necedad y la imprudencia que llevan a la perdición de quienes construyen sobre la arena egoísta y caduca del mal y del pecado.
¡Señor Jesús, ayúdanos a cumplir siempre tu voluntad y ser así aceptos a los ojos de tu Padre y nuestro Padre en el feliz cumplimiento de su voluntad adorable y segura!..

*Obispo Emérito de Zacatecas
 




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad