Monday 23 de January de 2017

Dos priístas

Referencias

     23 Nov 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hace más de 40 años, cuando por vocación y pasión decidí que sería periodista, consideré que era preciso eludir toda militancia política partidista. El paso de los años confirmó la certeza de la decisión, entre otras cosas porque me permitió conocer a muchos políticos de todos los partidos y sin prejuicios pude valorarlos.
Era muy joven e inexperto cuando entrevisté a Rafael Galván, durante poco más de dos horas, en un día para él crucial, porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitiría de un momento a otro el laudo que daría o no un reconocimiento al Sindicato de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, el STERM, del que era secretario general, o si lo desconocería en beneficio del charrismo oficial del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, uno de los instrumentos que ahora utilizó el presidente Felipe Calderón para aniquilar al Sindicato Mexicano de Electricistas.
Descubrí en Rafael Galván un priísta honesto, enemigo de la corrupción sindical y gubernamental, y de los contubernios entre Estado y partidos políticos; Galván tenía una cultura vasta y profunda. Le apasionaba la historia de los movimientos sociales de todo el mundo. De la historia de México era apasionado y duro crítico.
Entonces me era inexplicable que un político de esa talla perteneciera al PRI, pero con el paso del tiempo supe que como él, había bajo ese emblema muchos hombres y mujeres dignos, verdaderos patriotas y luchadores demócratas. Lamentablemente no han sido ellos los conductores ni han podido imponer los programas políticos.
Traigo esta historia a colación porque recientemente conocí a un joven que lucha por obtener la directiva municipal del tricolor en Guadalupe. Su desigual batalla es contra el PRI anquilosado en viejas estructuras que tienen la disciplina como máximo principio.
Marco Vinicio Flores Guerrero trae el priísmo en la sangre. Platica que desde los 12 años era activista político, bajo el cobijo de su padre, del mismo nombre, y secretario de Educación y Cultura, que disputaba la diputación local que logró.
Con una militancia de más de la mitad de su vida, y valores éticos, morales e ideológicos que rigen su acción, más una campaña proselitista desarrollada durante meses, aportando centenares de adeptos a su partido, Marco Vinicio se considera apto para la directiva municipal, pero se lo impiden personas temerosas de perder hegemonías, alcanzadas sólo por la permanencia en el partido y malas artes aprendidas.
Los aires de renovación, se ve, no llegan al tricolor de Guadalupe. Pero eso no frena a Marco Vinicio. Frente a acciones sucias e ilegales para impedirle su objetivo, busca el amparo de los propios estatutos y confía en que los órganos de justicia interna le respeten sus derechos y propicien su liderazgo. Políticos como él y como Rafael Galván requiere el país.

*Periodista




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
Reitera Tello la importancia de valorar al Cobaez; hay que ir al fondo, dice 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
10 beneficios de cantar  
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad