Tuesday 24 de January de 2017

Edomex, contrastes político-electorales

     29 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El proceso electoral que iniciará en el estado de México en los el próximos días mediante el cual los mexiquenses renovarán al titular del poder ejecutivo estatal, está iniciando con contrastes, entre las fuerzas políticas, que pueden ser el antecedente de lo que ocurrirá el año próximo cuando se renueve la presidencia de la República.
La primera diferencia se expresa en la postura asumida por los dirigentes nacionales de cada uno de los tres principales partidos políticos.
Mientras en las fuerzas de oposición PAN y PRD, sus líderes Gustavo Madero y Jesús Zambrano, respectivamente, distinguen con moderación los resultados de la consulta aplicada en el estado de México el pasado domingo, cuyo porcentaje mayoritario se inclinó a favor de la creación de una alianza electoral entre estas dos fuerzas; el líder del PRI por su lado, minimiza y denosta el resultado de ese ejercicio en el que participaron 250 mil electores.
El discurso del líder priísta Humberto Moreira hace ver no sólo su beneplácito con la candidatura de unidad de Eruviel Ávila sino también anuncia para el futuro, la implementación de este mecanismo ante situaciones apretadas.
La línea que Moreira está practicando se traduce en pragmatismo puro. Tal parece que los priístas están conscientes de no aceptar más escenarios como los de Oaxaca y Puebla.
Ante esta situación, resalta un segundo contraste, pues mientras la oposición busca alternativas que fortalezcan un espacio donde tenga lugar un tipo de democracia horizontal, con la participación abierta al elector; en el PRI, la verticalidad disfrazada de unidad toma nuevos aires.
En este caso, el proceso de selección de los candidatos favorece notablemente al PRI pues mientras su contendiente presume experiencia en el servicio público y un acercamiento constante hacia la población, en la oposición se carece de esa oportunidad.
Un tercer contraste y quizá el más significativo para la oposición es el que se desprende de ese método de selección priísta en el cual, ante contendientes como Alfredo del Mazo -distinguido por ser descendiente de toda una clase política con fuerte presencia en la entidad, más que por representar al municipio de Huixquilucan, ubicado en las mejores zonas residenciales que limitan con el Distrito Federal-, el priísmo echó mano de un personaje con alto grado de aceptación ciudadana.
Dos veces diputado local y dos más como presidente municipal dan claridad a la decisión de la élite tricolor a favor de Eruviel Ávila.
La oposición en cambio, no puede presumir algo similar. Buscó a toda costa convencer a Alejandro Encinas considerado como la mejor carta que hay hasta el momento en ese punto de la República Mexicana.
Esta situación expone varias cosas pero más que nada, habla de la escasa preocupación que los partidos tienen por crear, formar y profesionalizar sus cuadros políticos.
No es nada nuevo: Oaxaca, Puebla y Sinaloa ejemplifican este esquema. Por eso, para la elección presidencial lo que se está viviendo en el estado de México deberá servir de lectura para esos partidos políticos.

*Politóligo




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.42
Venta 21.92
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad