Saturday 21 de January de 2017

¿El alcalde de Guadalupe contra Telmex?

     27 Feb 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Don Runrún se ha convertido en la guía de esta columna, en tanto que con sus privilegiados contactos informativos, advierte asuntos que, de una o de otra manera, inciden en el tema que nos importa: la protección de los Centros Históricos de México, especialmente de Zacatecas.
En reciente nota, señala que Rafael Flores Mendoza, presidente municipal de Guadalupe, trae un pleito judicial con Telmex, al parecer la empresa número uno de telefonía se defiende de un cobro de impuestos, derechos o multas por 40 millones de pesos por publicidad, supongo en las vías públicas y caminos de esa localidad.
Corresponde al alcalde aclarar si son ciertos los hechos y, en tal caso, deberá explicarlo cuando gane o pierda el juicio, porque es un tema que incide en el erario público; tampoco quisiera especular sobre si pueden los ayuntamientos contratar buffets de abogados para defender sus intereses en juicios, ¿por qué? El ayuntamiento tiene asesores jurídicos.
Y encima de contratar servicios externos de abogacía, dudo si es válido que pacte un porcentaje de lo que resulte del pleito judicial como premio en pago. Es decir, si el despacho jurídico externo consigue que la empresa de Carlos Slim pague esa suma de 40 millones de pesos al municipio y si no ¿cuánto le pagará por sus servicios, al margen de no haber triunfado en esa batalla legal?
Esos temas corresponden a las instancias administrativas y políticas encargadas de verificar la legalidad de la gestión de los servidores públicos e instituciones públicas.
Lo que a mí me preocupa es que, el alcalde gane el pleito judicial, porque así seguro tendrá más recursos para continuar con la lista de obras públicas polémicas, como la destrucción del Jardín Juárez y la Alberca Olímpica, cuando no hay agua potable cerca de la capital guadalupense.
Habiendo tantas necesidades y carencias en Guadalupe, no debió hacer el desfiguro del Jardín Juárez para dejarlo como un set de Hollywood con locación en McAllen, borró las huellas de un espacio añoso y fraguó un ecocidio de ochenta y tantos árboles viejos: que porque estaban todos enfermos… Claro, tanto peca el que mata la vaca, como el que le estira la pata, sabemos que el gobernador lo respaldó plenamente.
El domingo pasé por la Alameda Central de la Ciudad de México y pude constatar la restauración de dicho espacio, por parte del gobierno del Distrito Federal, naturalmente noté que faltaban árboles porque el “volumen vegetal” es menos espeso que antes de la reparación integral y menos aún desaparecieron las viejas bancas de hierro, ni los adornos que había desde la época porfiriana: fuentes, esculturas broncíneas y pedestales de cantera sobre los que están los clásicos jarrones de bronce, elementos decorativos de esa etapa del México del siglo 19 y principios del siglo 20.
Y lo anterior viene a cuento, porque es indiscutible que Rafael Flores Mendoza ha querido imitar el estilo de gobernar de Marcelo Ebrard (un criminal de monumentos históricos en la capital del país).
He referido que el exjefe de gobierno destruyó 14 fachadas virreinales de vecindades para albergar mercados y lo hizo de la noche a la mañana, ante eso el INAH a lo mucho abrió un expediente, y que se sepa no ha resuelto el caso con medidas restitutorias (reproducción de las fachadas, dentro de los términos que procede para monumentos catalogados como históricos).
De ganar el alcalde de Guadalupe, el pleito con Telmex, me temo vaya a aplicar ese dinero público en otro capricho arquitectónico, por ello me atrevo a decir que es más saludable que pierda el juicio… Me refiero al pleito judicial, el juicio sobre el respeto a la integridad del paisaje urbano ancestral, lo perdió hace mucho tiempo.

*Twitter: @f_javier_acuna




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad