Tuesday 17 de January de 2017

El campo no está abandonado

Perspectivas

     21 Nov 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Por segundo año consecutivo, la Cámara de Diputados, incluyendo la mayoría del PRI, votó en contra de la visión sobre el presupuesto del campo de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y sus diputados.
Hace un año, el voto en contra fue porque la CNC quería más recursos, lo cual hubiera significado modificar toda la distribución del presupuesto, incluyendo desde luego los arreglos a que se habían llegado al interior de la bancada priísta.
Este año, el problema no era el monto sino la forma como se distribuyeron los recursos. La CNC quería una distribución más favorable a sus intereses de disponer de recursos sin rendición de cuentas y con mayor discrecionalidad en su aplicación.
El discurso de los legisladores priístas ligados al campo habla de un abandono al sector por parte del gobierno, auguran un futuro negro en materia agroalimentaria y amenazan con desabasto y alzas de precios si no les cumplen sus caprichos, como no se les cumplieron.
Ese discurso y argumentos son mentirosos. El problema del campo no es la falta de recursos, sino la poca eficacia de su aplicación y los estímulos mal alineados a favor de la productividad y la competitividad.
En este sexenio, los recursos canalizados al campo a través del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable han aumento casi 70 por ciento.
Para el 2012, se llegó a un presupuesto histórico de 305 mil 900 millones de pesos, 11 mil 449 millones de pesos más que el presupuesto de este año y 45 mil 651 millones de pesos adicionales a como lo mandó el ejecutivo.
Nunca el campo habrá tenido tanto dinero como lo tendrá en el 2012.
Hay recursos millonarios para el aseguramiento del campo en contra de desastres naturales, 5 mil 335 millones de pesos; apoyos especiales a quienes en el sector cumplan 70 años, más de 59 mil millones de pesos en proyectos hidroagrícolas; 2 mil 628 millones para el Proyecto Especial de Seguridad Alimentaria; apoyos concretos al cultivo de productos y bolsas millonarias de subsidios en apoyo a las regiones con mayor marginación.
Y la verdad, no se espera que el campo supere sus rezagos por el simple y sencillo hecho de que muchos de esos recursos están mal aplicados, hay enorme desperdicio y los incentivos para la productividad y la eficacia están mal alineados.
México necesita no sólo bolsas millonarias a favor del campo, como está sucediendo en 2012, sino una verdadera estrategia agrícola que permita superar los rezagos y la pobreza vía un campo más productivo y eficiente y no sólo con programas de subsidios y con recursos aplicados muchos de ellos más con criterio político o asistencialista que de productividad y eficiencia.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.

*Periodista
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad