Saturday 21 de January de 2017

El debate por el petróleo y la electricidad

Tren Parlamentario

     10 Apr 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Con eso que llamó Estrategia Nacional de Energía (ENE), el gobierno de Enrique Peña Nieto está pretendiendo verle la cara a los mexicanos, han coincidido en su crítica panistas, perredistas, petistas y de Moviemiento Ciudadano. Pero no obstó para que el PRI tuviera a su lado, para aprobarlo, al PAN, a Nueva Alianza y al PVEM, haciendo todos un adelanto de lo que muy probablemente ocurrirá cuando -entre septiembre y diciembre próximos- voten en San Lázaro la reforma energética. Resolvieron ayer el documento presidencial con 237 votos en pro, 99 abstenciones y 125 en contra.
Argumentó el PRI, en voz de la diputada Blanca Villaseñor Trujillo: “es un documento estratégico que fija objetivos y establece la orientación hacia dónde dirigirnos; los riesgos y costos de atenderlos, así como los beneficios a obtener en caso de atender las previsiones y actuar en consecuencia a tiempo en el momento que más nos conviene, anticipando los efectos perniciosos y haciendo de cualquier perspectiva negativa una oportunidad de cambio, de renovación y de modernización de las expectativas”.
El PAN, en voz de Juan Bueno Torio: “la Estrategia Nacional de Energía no la consideramos como un instrumento que defina con suficiencia el eje rector de la política energética para mediano y largo plazos. No está bien sustentada y no contiene objetivos parciales ni mecanismos de medición en el tiempo, y, sobre todo, no define las acciones para que los mexicanos tengamos energía con oportunidad, calidad, buen servicio y mejor precio”.
Luis Espinoza Cházaro, del PRD: “es un documento que no cumple ni en un sentido mínimo con la ley, denostando, de origen, su intencionalidad. Sus temas energéticos son generales e imprecisos, enfocados en una visión de política energética inercial, sin lograr fijar una visión nacional en materia energética a 15 años, que es lo que se supondría debe hacerse”.
Ricardo Mejía Berdeja, de MC: “continuará la reducción deliberada del valor de Pemex, para venderla por partes a precios ridículos. La estrategia representa la avanzada privatizadora del sector energético. (Peña Nieto) Se ha dedicado a vender en todo el mundo la industria más importante del país, disfrazan la venta retóricamente en conceptos como alianzas estratégicas, asociaciones comerciales, desincorporación, modernización, reestructuración. Sólo trampas semánticas, eufemismos, con los cuales buscan esconder lo evidente: la privatización abierta de Petróleos Mexicanos”.
El PT a través de José Benavides Castañeda: “la estrategia no contiene un diagnóstico profundo del sector y no define claramente una política para lograr nuestra independencia energética. No se especifican las ineficiencias existentes, las cuales son muchas y es necesario identificarlas para que, a partir de esto, se planteen las propuestas que contribuyan al mejor funcionamiento del sector energético”.
Laura Martel, hija de José Ramón Martel López, diputado federal del PRI en la anterior legislatura y peón de Enrique Peña que fungió como vicecoordinador de la bancada priísta de San Lázaro, dijo en representación del PVEM: “el Pacto por México es la posibilidad de anteponer los intereses superiores de la nación a la visión parcial de cada partido político. México requiere un suministro energético moderno, confiable y seguro, por lo que otorgamos nuestro respaldo a la Estrategia Nacional de Energía, ya que consideramos que incorpora los principios y acciones necesarios para construir el sector energético del siglo 21”.
Y Dora Talamante Lemas, del otrora partido de Elba Esther, Nueva Alianza: “esta estrategia ofrece una visión acertada del sector, reconociendo que un escenario inercial convertirá a México en un importador neto de energía para el 2020 y que más allá de definir políticas públicas obsoletas, la atención del presente y futura demanda de energéticos del país deberá abordarse de manera integral bajo criterios de sustentabilidad, eficiencia energética y ambiental, así como de seguridad energética aportando grandes beneficios en términos de calidad de vida e inclusión social”.
Eran los posicionamientos apenas; pero suficientes para otear hacia el futuro inmediato de un debate por el petróleo y la electricidad que chisporroteará dentro y fuera de los territorios del Congreso de la Unión.  
Un reclamo del PRD, PT y MC que tuvo el silencio priísta como respuesta, fue el de la ausencia absoluta en la ENE de reglas para combatir la corrupción en Pemex y CFE. También de la carencia absoluta de propuestas o explicaciones sobre cómo el gobierno de Peña abordará el potencial de las energías renovables.  
“La ENE”, decía Luis Espinoza Cházaro, “no establece una responsabilidad social clara sobre las acciones de generación de energía. Se ha olvidado a los pueblos originales en estos temas de generación de energías alternativas y no han sido consideradas las personas que en esos territorios viven”.
En resumidas cuentas, con su silencio el PRI ha admitido que las trasnacionales de los parques eólicos continuarán robando en despoblado a las comunidades de Oaxaca, Puebla, Zacatecas, Hidalgo, Quintana Roo y Baja California a donde se han estado instalando a partir de 1999.

Estribo
La Cámara de Diputados ha exhortado a las secretarías de Educación Pública y de Gobernación a forjar “una estrategia nacional de prevención infantil contra abusos, producto de navegación insegura de las niñas, niños y adolescentes en Internet”.

vicentebello1@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad