Sunday 22 de January de 2017

El derecho a las vacaciones

Vacacionar no significa viajes y diversión, basta con hacer cosas diferentes; cambiar de ambientes y/o relajarnos trae beneficios tangibles a nuestra salud

     22 Jul 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Las frases de las abuelas son muy ciertas, como las que dicen: por algo se inventan las cosas o aquello de que  todo tiene su razón de ser, las frases las traigo a colación atendiendo al hecho de que no es una simple ocurrencia el que estudiantes y trabajadores disfruten de periodos vacacionales, tienen un objetivo, por eso las regula el derecho y las consideran de gran importancia la medicina y la economía.
La palabra vacaciones deriva del latín vacans que significa estar libre, desocupado, refiere el hecho de que las personas que estudian o trabajan tomen un descanso total o un receso a su actividad determinados días del año.
El disfrutar de esos periodos vacacionales no es un asunto irrelevante, por el contrario, de ello dependen muchas cosas, las consecuencias de hacerlo o no, pueden generar impactos positivos o negativos en la vida laboral y familiar de los trabajadores.
¿Por qué es importante que la población productiva de un país goce de periodos vacacionales? Se han realizado múltiples investigaciones sobre las implicaciones de no tener periodos de descanso al año;  todos los estudios han arrojado efectos negativos en la salud de los trabajadores, en sus relaciones sociales y familiares y en la economía de las empresas que los contrata.
Los resultados coinciden en que la sobrecarga de trabajo genera múltiples problemas, principalmente trastornos en la salud, derivados del estrés acumulado por la responsabilidad laboral, resulta necesario tener una tregua, salir de la rutina,  y olvidar un poco la presión de cumplir con el deber, ello traerá enormes beneficios a nuestra salud y por consecuencia a nuestro desempeño, pues la disminución del estrés y la presión cotidiana, incrementa nuestra creatividad y productividad.
Vacacionar no significa viajes y diversión, basta con hacer cosas diferentes; cambiar de ambientes y/o relajarnos trae beneficios tangibles a nuestra salud y a nuestra dinámica familiar, insisto, las vacaciones existen por algo, la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos las establece en el artículo 123, apartado B Fracción III: “Los trabajadores gozarán de vacaciones que nunca serán menores a veinte días al año” como vemos no es un favor de la parte patronal sino un derecho del trabajador.
Las vacaciones son necesarias, los estudios detallan que en países donde su población no disfruta de los periodos vacacionales a que tiene derecho, el índice de enfermedades vinculadas al estrés es muy alto, la población de Japón y Estados Unidos ya enfrenta las consecuencias, sus cuerpos y cerebros pagan las facturas; además de las pérdidas millonarias que conlleva el gran ausentismo de trabajadores derivado por problemas de salud motivados por el estrés.  
Por todo ello, debemos disfrutar nuestros periodos vacacionales, es una necesidad, pero sobre todo es nuestro derecho.

*Docente-Investigadora de la UAZ




Lo más leído
Gael García, fiel a sus ideales
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
Renuncia Fidel Herrera a su cargo de cónsul en España 
Difundirán a nivel nacional los festivales zacatecanos más representativos 
Busca la Semujer replicar Ciudades Seguras para prevenir la violencia 
Busca Guadalupe duplicar la aportación del Programa 3x1 
Arranca construcción de la Unidad Básica de rehabilitación en Pánfilo Natera 
Mineros brinca al tercer lugar del Ascenso MX 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad