Sunday 22 de January de 2017

El dopaje es un "callejón sin salida": Benedicto XVI

     17 Dec 2012 09:13:50

A- A A+

Compartir:
CIUDAD DEL VATICANO.- Benedicto XVI advirtió hoy a un grupo de atletas olímpicos que el dopaje es un "callejón sin salida", aunque les pidió sostener, acoger y ayudar a quien aceptó haber cometido el error de drogarse para mejorar sus resultados. El papa recibió durante una audiencia, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano, a los medallistas italianos de los últimos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012, ante quienes reflexionó sobre la ética en el deporte y el sentido espiritual de la competencia. "La presión de conseguir resultados no debe jamás empujar a tomar atajos como ocurre en el caso del dopaje", refirió. "El mismo espíritu de equipo sirva de motivación a evitar estos callejones sin salida, pero también de sostén a quien reconoce de haber cometido un error, en modo que se sienta acogido y ayudado", dijo. Sus palabras resonaron particularmente en la delegación del Comité Olímpico Italiano luego que uno de sus deportistas más emblemáticos, el marchista Alex Schwazer, quedó descalificado de la justa británica luego de dar positivo en un test antidopaje. Según el líder católico, toda actividad deportiva, sea a nivel amateur que competitivo, exige una lealtad en la competición, el respeto del propio cuerpo, el sentido de solidaridad y altruismo, y también la alegría, la satisfacción y la fiesta. "Todo aquello presupone un camino de auténtica maduración humana, hecho de renuncias, de tenacidad, de paciencia y, sobre todo, de humildad, que no es aplaudida, pero que es el secreto de la victoria", indicó. "Un deporte que quiera tener un sentido pleno para quien lo practica debe estar siempre al servicio de la persona. La apuesta no es sólo el respeto de las reglas, sino la visión del hombre que hace deporte y tiene necesidad de educación, de espiritualidad y valores trascendentes", añadió. Para el obispo de Roma, el deporte es un bien educativo y cultural, capaz de revelar al hombre a sí mismo y acercarlo a comprender el valor profundo de su vida. Abogó por una cultura del deporte fundada sobre la primacía de la persona humana: un deporte al servicio del hombre y no el hombre al servicio del deporte. El atleta que vive integralmente la propia experiencia se hace atento al proyecto de Dios sobre su vida, aprende a escuchar la voz en los largos tiempos de entrenamiento, a reconocerlo en el rostro del compañero y también del adversario, estableció. A los competidores los exhortó a ser "campeones-testigos", modelos válidos a imitar, mientras a los dirigentes y entrenadores pidió ser ejemplos de "buena humanidad", maestros de una práctica deportiva que sea siempre leal y limpia. "La actividad deportiva puede educar la persona también a la competencia espiritual, a vivir cada día buscando hacer vencer el bien sobre el mal, la verdad sobre la mentira, el amor sobre el odio, y esto ante todo en sí mismos", apuntó.                      


Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Una segunda oportunidad para tu basura
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
No es tiempo de revisar el contrato colectivo: Gerardo García 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad