Monday 16 de January de 2017

El escenario entre viejas y nuevas prácticas

Juan Francisco Del Real Sánchez*

     22 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

A partir de las elecciones presidenciales del año 2000 y la llegada de la anhelada alternancia política, se consideraba una nueva etapa en la historia de México, un nuevo entorno para el país, y en consecuencia, mejores beneficios para los ciudadanos, era el comienzo de una democracia que dejaría atrás viejas prácticas que minaban la convivencia armónica y respetuosa de los habitantes de éste país: corrupción, tráfico de influencias, impunidad, desfalco de las arcas públicas, exceso burocrático en las oficinas del gobierno, y falta de transparencia, lo que ponía en evidencia la falta de instituciones fuertes y democráticas que fueran la base de un México respetuoso de las leyes y del prójimo.
En la problemática de las viejas prácticas también son participes los ciudadanos, quienes se acomodan y hacen de las prácticas antidemocráticas, muchas veces ilegales, algo normal, en colaboración con un sistema corroído como: dar mordidas para “agilizar” un trámite público y no respetar normas de civilidad como la luz de un semáforo, una formación, evadir impuestos, o no denunciar cualquier hecho delictivo, en suma, una complicidad entre malos ciudadanos y pésimos gobiernos.
Las expectativas del año 2000 fueron tan grandes, que se perdió de vista el problema fundamental, crear y realizar nuevas prácticas democráticas, generar un nuevo espacio de convivencia que se contrapusiera al sistema antidemocrático, oponerse a muchos beneficiados por las viejas y corruptas prácticas que se resisten a cualquier cambio que afecte sus intereses políticos y económicos. Se olvidó que la alternancia fue únicamente el inicio de un proceso para llegar a la consolidación democrática, que falta mucho camino por recorrer, actitudes nuevas que cambiar, e instituciones que fortalecer. La transición de un régimen autoritario a uno democrático es ese proceso en el cual se realizan arreglos institucionales y nuevas prácticas políticas, mediante reglas democráticas en un fortalecido estado de derecho, siempre con la participación ciudadana.  
El primer paso fue la alternancia, ahora, en este proceso de transición hacia una consolidación democrática, nos encontramos en un espacio donde conviven las formas añejas con las nuevas prácticas de ciudadanos y políticos que trabajan para impulsar proyectos en beneficio de la sociedad; no se debe permitir estancar, abortar, o claudicar ese proceso que nos beneficia a todos, el compromiso de los ciudadanos del siglo 21 es que prevalezcan las nuevas prácticas  democráticas. La responsabilidad, por lo menos moral, está en aquellos ciudadanos que prefieren construir y no arruinar, cambiar en lugar de empantanar, motivar pero no desalentar, denunciar y no corromper, solo así, lograremos el objetivo, como mencionó Theodoro Roosevelt: “Una gran democracia debe progresar o pronto dejará de ser grande o democrática”.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos AC
twitter @jfdelreal
 




Lo más leído
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Abren Alcohólicos Anónimos región Norte 
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Copa MX
Sin drenaje, algunas escuelas en municipios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.64
Venta 22.14
€uro
Compra 22.97
Venta 23.47

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad