Tuesday 17 de January de 2017

El estado simulado

Creo que en ninguna parte los partidos que no son gobierno tienen un entusiasmo natural para apoyar los proyectos del partido en el gobierno

     27 Jan 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

República simulada. Así definió a nuestro país, alguna vez, Porfirio Muñoz Ledo.
Zacatecas es, sin lugar a dudas, un estado simulado.
El más acérrimo de los opositores al gobierno estatal volvió a lanzar sus dardos el pasado martes, durante la Comisión Permanente. Atacó lo que dijo, era una paupérrima inversión pública en materia de seguridad y generación de empleo; atacó la altísima concentración del gasto público en el capítulo mil: los servicios personales, el gasto corriente.

Se le olvidó comentar que es parte de un Poder, el Legislativo, que destina más del 95% de sus recursos al gasto corriente. Qué el aprobó ese presupuesto, que incluye un seguro de gastos médicos mayores para su persona, un fondo de ahorro por 30 mil pesos mensuales.
¿Qué porcentaje del Presupuesto del Legislativo se canaliza al combate contra la seguridad? ¿A cuánto pequeños y medianos empresarios apoya el Legislativo, para generar empleos?
Se olvida, también, que tiene la capacidad de proponer un andamiaje legal integral para atacar el problema de la seguridad; que nadie es culpable de su incapacidad para construir acuerdos en este tema y otros (como el presupuesto) sino él.
Una bancada, la del partido en el gobierno, insiste en justificar su pachorra porque la oposición “se opone” (valga la redundancia) a los proyectos del Ejecutivo.
No conozco una sola democracia consolidada en el mundo donde este no sea el caso; creo que en ninguna parte los partidos que no son gobierno tienen un entusiasmo natural para apoyar los proyectos del partido en el gobierno.
Sin embargo, tras de las excusas están los intereses personales. Una ley, la de extinción de dominio, fue aprobada sin ningún cuestionamiento importante por parte de la oposición; sin circo y sin necesidad de golpeteo, salió adelante. ¿Por qué esa ley sí, y no el resto de las iniciativas?
La razón es simple. Porque no se quiere. El Tribunal de Cuentas no fue bloqueado por ningún partido de oposición; cabildearon contra dicha iniciativa desde funcionarios estatales hasta legisladores locales.
Y no lo hicieron tratando de construir una propuesta alternativa, que generara consensos sin que se perdiera el espíritu de la iniciativa (la autonomía plena de la Entidad Superior de Fiscalización); lo hicieron torpedeando la propuesta.
Con el voto de 10 diputados que forman parte de la Comisión Permanente, se aprobó para el día de hoy una serie de sesiones, extraordinarias, para discutir la renovación del Consejo Consultivo de la CEDH.
Se excluyeron temas cruciales, como el relleno sanitario intermunicipal propuesto por un grupo de alcaldes. ¿La razón? También es simple; en el caso de la CEDH hay 4 puestos (así los ven) para repartir: uno para el PRI, otro para el PAN, otro para el PT y un último para Nueva Alianza.
Asimismo, esperan aprobar una reforma para que los Consejeros no se puedan asignar sobresueldo alguno; mientras tanto, no se ha aprobado la Ley Reglamentaria en materia de Salarios Máximos que prohíba que los diputados, por elemental congruencia, tampoco puedan autorizarse ningún tipo de sobresueldo, incluso aquellos disfrazados de gastos de gestión.
Se partidiza la CEDH, y se seguirá partidizando el IEEZ y todos los órganos en los que el Poder Legislativo tenga alguna voz.
Vivimos en el estado simulado. Y lo peor, es que hay quien piensa que todo esto es ignorado por la gente; y que la gente no se da cuenta de que en una de las coyunturas más graves que Zacatecas recuerde, estamos fallando en la obligación primordial del Estado, que es la de garantizar la seguridad de las personas y sus bienes, en ese orden.
El domingo se enfrentarán un par de políticos de corte corporativo y clientelar en busca de la gubernatura de Guerrero. Nada los hace diferentes; lo mismo pasará una semana después en Baja California Sur.
En Zacatecas, un par de jóvenes que renunciaron a su militancia priísta encabezaron un acto esta semana para tomar protesta como dirigentes de México Nuevo (una agrupación afín al PRI), con el coordinador de asesores del gobierno estatal y el presidente de la Comisión Permanente como testigos de honor.
Estos jóvenes participaron activamente en la “guerra sucia” contra el gobernador del estado, durante el pasado proceso electoral, y hoy se definen como su “brazo político”.
Alguien me recordará que milité siempre en el PRD y que competí el pasado 4 de julio con las siglas del PRI, PVEM y Nueva Alianza, buscando desacreditar lo aquí escrito.
Puede ser un dirigente, exalcalde, que trabajó en contra de su partido en la pasada elección. Puede ser un exdiputado, que se comportó misteriosamente institucional en los dos últimos sexenios, en clara complicidad con la respectiva administración estatal.
Puede ser cualquiera de los que, habiendo pasado 12 años alineados a la corrupción que hoy fustigan, apelan a un discurso radical de militancia para exigir… puestos.
El conjunto de las cosas antes enunciadas tiene nombre: simulación. Urge restaurar la política; en México y en Zacatecas. Urge que refundemos el Estado mexicano a partir de la ética.

*Diputado local




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 22.98
Venta 23.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad