Tuesday 17 de January de 2017

El famosísimo “todo incluido”

Trotamundos

     29 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Se le nombra un plan “todo incluido” a aquella modalidad de viaje de servicios integrados en los que se contempla generalmente la transportación aérea, terrestre (aeropuerto-hotel-aeropuerto), alojamiento y alimentación con la particularidad de que se incluye todos los alimentos y bebidas dentro del alojamiento turístico, además de otros servicios complementarios.
La inclusión de “todos los alimentos y bebidas” significa que se ofrece por un precio específico todas las comidas en los distintos restaurantes del complejo turístico y las bebidas en los bares, centros nocturnos, de entretenimiento y minibares del mismo. En cuanto a los servicios complementarios suelen incluirse actividades de animación y deportivas en las instalaciones del complejo.
Esta nueva forma de viajar tuvo sus inicios en la década de los años 30 y se desarrolló con los Club Mediterranée en la década de los 60, donde por cierto eran un tabú, puesto que gran parte de ellos eran nudistas. Este modelo se generalizó con éxito en el Caribe teniendo su origen en Jamaica. Actualmente el caribe mexicano tiene una tercera parte de los hoteles en Cancún dentro de esta modalidad y dos terceras partes en la Rivera Maya.
 A la fecha no hay en registros datos que hablen del porqué de la implantación y excelente desarrollo en el mercado turístico de este fenómeno; pero para efectos de análisis, vale la pena observar los motivos que existen tanto de la oferta como la demanda turística.
 a) Oferta turística: Esta siempre buscará la mayor rentabilidad económica vendiendo al cliente un producto con todos los servicios integrados,  lo que logra que a los vendedores (operadores, agencias de viajes, etcétera) les sea más fácil hacerlo con la ventaja de que no se diversifica su trabajo y se reparten las comisiones. También se evita en destinos donde se carece de una buena estructura el andar buscando o inventando oferta complementaria inexistente o de baja calidad.
b) Demanda turística: Para los clientes siempre es bueno tener la certeza de precios y gastos en el destino vacacional, así como un destino de sol y playa para realizar dicha actividad; el evitar buscar oferta complementaria para divertirse en sus vacaciones es otro punto clave particularmente en turistas europeos y americanos.
Después de analizar las bondades de este tipo de viaje y por supuesto de muchos años de éxito, se está viendo necesaria su reinvención debido a los efectos secundarios que causa a destinos mundialmente famosos e importantes como el de Cancún o Riviera Maya en nuestro país.
Actualmente los daños colaterales detectados son los siguientes: Desviación de gasto turístico en destino hacia gasto turístico en origen, provocado porque todo se paga en el país de origen y la derrama ya no llega al destino; esto por supuesto frena el gasto del turista en el lugar y deja como consecuencia la falta de movilidad interna de los visitantes.  También se ve la sustitución en los servicios turísticos del destino, se detiene el desarrollo del mismo porque se concentra a la gente en una propiedad nada más y se acaba el consumo diversificado.  Este concepto como todos tiene en su haber fortalezas y debilidades que hacen que podamos estar comentando dichos puntos en este momento.
En lo particular creo que este concepto de viaje se quedará entre nosotros por mucho tiempo más, pero llegó la hora en que se tenga que autorregular, y esta labor por supuesto estará en manos de los mismos prestadores de servicios. Todo esto se verá con el fin de que dicha oferta no rebase el 30% de los cuartos y a la vez no se afecte a otros segmentos de turisteros, tales como guías de turistas, restauranteros, etcétera.
En otros destinos de nuestro país fuera del caribe mexicano, se puede ver el todo incluido como un complemento de la misma actividad turística, ya que no habrá mas lugares para disfrutar que los mismos que los hoteles tengan.
Para terminar sólo me resta recordarles que a pesar de ser un concepto que llama mucho la atención, no siempre se presenta como nos lo ofrecen. Nunca hay que olvidar que lo que pagamos es lo que recibimos. Si bien es una forma muy buena de salir debido a que llevamos ya casi todos nuestros gastos programados  e incluidos, no siempre se logra adaptar este plan a lo que queremos hacer.
Le sugiero de corazón siempre que vaya a un destino de sol y playa y quiera tomar este tipo de opción vacacional, cheque con anterioridad las actividades para realizar en el destino fuera del hotel y compare si en realidad le conviene. El no hacer esto le puede disparar sus vacaciones al doble o triple de costo de lo que las planeó originalmente o; por otro lado, se quedará esclavizado en el hotel disfrutando los que le ofreció su “todo incluido”. Hasta la próxima.

*Presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Zacatecas (Amhmzac)
rmunozc1970@hotmail.com
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 22.98
Venta 23.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad