Monday 23 de January de 2017

El fantasma del 2006

     17 Apr 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El Instituto Federal Electoral (IFE) se prepara para una prueba de fuego. Trae varios fantasmas que lo rondan y parecen echarle a perder la fiesta de la democracia. De hecho, la única vez que el IFE ha salido bien librado en los procesos electorales para renovar la Presidencia de la República fue en el 2000, con el ascenso del PAN y el estrambótico vaquero Vicente Fox, ante un presidente consejero inteligente y cauto como José Woldenberg. De ahí, hacia atrás y hacia adelante, el compromiso les ha quedado grande.
¿Qué pasaría si hay dudas de fraude en este 2012? La revolución, la inestabilidad (más ya no se puede), la ilegitimidad. Hay mucho en juego. Por eso, desde hace más de un año esta administración del IFE se ha preparado para espantar los fantasmas del fraude con tres puntos estratégicos: el primero, el conteo voto por voto -el más importante-, para garantizar que las boletas sean bien contadas, no sean adulteradas y se comprueben en tiempo real. Para lograrlo, el IFE ha desarrollado un sofisticado sistema de digitalización de boletas hasta la más recóndita casilla y ha establecido que durante las primeras cuatro horas después de cerrar las elecciones el primero de julio, es decir de las 6 de la tarde a las 10 de la noche, no se dará a conocer ningún resultado para evitar suspicacias porque durante ese tiempo las tendencias varían mucho y las suspicacias también.
La segunda estrategia es la fiscalización de los recursos con la adhesión de un ingrediente muy importante: contabilizar las donaciones que permitían gastos bajo la mesa. Es decir, hoy, si Peña Nieto invita a Mijares a un concierto para abrir un mitin y dice el candidato del PRI que fue una donación el IFE hablara con los representantes de Mijares para saber el monto del cantante por presentación y contabilizará ese dinero como gasto y no como donación. De ahí que ahora Ricardo Monreal esté muy atareado contando los espectaculares del priísta por todo el país para demostrar que ya se excedió de gastos. Sin duda una fiscalización del primer mundo.
La tercera, no menos importante, es la lista nominal actualizada que incorpora a 10.5 millones de nuevos mexicanos que votarán por primera vez, es decir, la generación de la que hablábamos en otro artículo y que hemos bautizado como la generación de la crisis. Los que no conocieron al PRI y que votan sin rencores.  Pero no sólo es la sangre nueva en el padrón electoral sino la depuración en sí, para evitar que los muertos resuciten y vayan a las casillas pegando sustos.
El fantasma del fraude electoral es grande. Quedamos pocos, en realidad, quienes vivimos en 1988 aquel fraude en el que a Cárdenas le robaron la elección con el apagón de Bartlett, hoy seguidor de López Obrador. En 2006 (en comparación al 88) pocos jóvenes y mexicanos le creyeron a López Obrador que Calderón cometió un fraude y el IFE fue cómplice. Si en el 2012 las elecciones salen sin suspicacias inauguraremos una institución sólida, a prueba de fantasmas.

*Periodista




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
Reitera Tello la importancia de valorar al Cobaez; hay que ir al fondo, dice 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Filtran citatorio que la PGJ emite a Luis Miguel
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Jalisco pide ser sede de la ON para albergar a los deportes de conjunto
10 beneficios de cantar  
Satélite en HD muestra primeras imágenes de la Tierra 
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad