Sunday 22 de January de 2017

El fin de la paz

Los días del Bi-100

     5 Apr 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Porfirio Díaz con su gabinete.(Imagen)
Porfirio Díaz con su gabinete.(Imagen)

El sábado 1 de abril de 1911, el presidente de la República, Porfirio Díaz, acudió a la Cámara de Diputados para presentar el informe del estado de la nación.
Lo hizo en cumplimiento del precepto constitucional que indicaba que a la apertura de cada periodo de sesiones el titular del Ejecutivo debía acudir y entregar una memoria sobre la marcha de la administración pública.
En esa ocasión, el general Díaz hizo una promesa: no más reelección y sí reformas políticas sustanciales.
Además confirmó la modificación de su gabinete y la disminución política del grupo de Los Científicos; una de sus cabezas era el secretario de Hacienda, José Limantour (quien tenía contacto oficioso con los maderistas).
El general zacatecano Manuel González Cosío fue uno de los pocos que permaneció en su cargo, de secretario de Guerra. Entonces él era el responsable legal para enfrentar a los insurrectos.
Por cierto, con la exclusión del general Bernardo Reyes, que estaba en París (y desde ahí se carteaba con la masonería española), el zacatecano era, junto Victoriano Huerta, uno de los militares operativos con mayor reconocimiento político.
En Zacatecas, el mismo día sábado 1 de abril, Francisco de Paula Zárate acudió al Congreso estatal para presentar su respectivo informe gubernamental. También lo hizo en cumplimiento de un precepto constitucional.
El informe apareció el mismo día en el Periódico Oficial (esto indica que el texto fue concluido dos o tres días antes).
En el texto se aprecia la estructura de un documento que debe ser leído en un ceremonial republicano, el cual tiene el problema de estar ya anquilosado.
La ceremonia fue en el salón de sesiones del Congreso estatal (ahora es el salón del Tribunal Superior de Justicia). Ahí el gobernador informó sobre nuevas leyes, el censo de población, el establecimiento de un consejo de salubridad.
Lo denso estuvo en el rubro de seguridad pública; ahí la autoridad admitió la situación: “El conocimiento de los trastornos de orden en el estado con motivo de las actuales agitaciones políticas y de las frecuentes invasiones de gavillas a su territorio”.
E informó acerca de las  medidas que fueron dispuestas: el aumento de las fuerzas de seguridad, “con individuos de carácter auxiliar”; compra de caballos, monturas y armas.
Estas adquisiciones fueron hechas con cargo a una partida extraordinaria que se autorizó en diciembre.
Y con cargo a la misma partida, “para mejorar el servicio y por estimar de justicia”, se decretó el 29 de marzo el aumento del 25% para los jefes y oficiales, y del 20% para los individuos de tropa.
*Historiador y profesor
universitario




Lo más leído
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad