Wednesday 18 de January de 2017

El Hijo del hombre tiene poder para perdonar los pecados

El Día del Señor

     19 Feb 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:
  • La misericordia de Dios y la fe nos salva de cualquier peligro. La misericordia de Dios y la fe nos salva de cualquier peligro.
  • La misericordia de Dios y la fe nos salva de cualquier peligro. La misericordia de Dios y la fe nos salva de cualquier peligro.
Imagen de


INTRODUCCIÓN
Estamos en el domingo séptimo del tiempo ordinario, ciclo B, siendo el último de esta primera parte de este tiempo litúrgico, antes del inicio de la Cuaresma que comenzará con el próximo Miércoles de Ceniza.
Hoy aparece la figura de Cristo Salvador, manifestando a los hombres de ayer, hoy y mañana, su poder de perdonar los pecados, reservado única y exclusivamente a Dios, quien tiene el poder absoluto de perdonar a  los hombres débiles y pecadores.
El hecho negativo que la historia nos hace constatar, es precisamente el pecado como rebeldía a Dios, rechazándolo y por esto infringiendo sus santas leyes como desobediencia que merece el castigo eterno, separados de la vida divina, si es que los hombres mueren recalcitrantes sin arrepentimiento y sin implorar la bondad y misericordia de Dios.
 
SITUACIÓN DE LA HUMANIDAD PECADORA QUE REQUIERE DE DIOS, MISERICORDIA Y PERDÓN
Desde que Caín mató a su hermano inocente Abel, los hombres han vivido amargamente en situación de flaqueza culpable, cometiendo homicidios y crímenes contra la dignidad de la persona humana, adornada con la singular imagen y semejanza con Dios.
En nuestros días, al principio del tercer milenio, con el aumento de la población mundial, nos damos cuenta de la multiplicación de las actitudes reprobables que se revelan como fuente de situaciones de pecados, que en muchos casos claman venganza al cielo, como es el abuso de los inocentes; las manipulaciones biogenéticas que no buscan la salvaguarda y el cuidado  de la vida, sino mas bien su destrucción bajo múltiples atentados  al orden real y objetivo que Dios, autor de la vida y de la existencia humana ha establecido en este mundo, mientras avanzamos hacia la meta final de la historia en el más allá.
Diariamente por los medios de comunicación social: periódicos, radio, cine, televisión, internet, etc., somos informados de los aciertos y desarrollo de los hombres con el avance de las ciencias y sus resultados maravillosos, en todos los campos del saber y del desarrollo de la humanidad.
Estos medios poderosos que el hombre tan inteligentemente ha producido y usado para su propio desarrollo, se utilizan también en forma pecaminosa, al crear situaciones en las cuales ya no existe ninguna ética que enseñe constantemente someterse a la verdad y no al error y a la mentira. Ética, que enseñe a respetar el bien y no confundirlo con el mal y el pecado.
La humanidad, hoy más que nunca, necesita de parte de Dios, misericordia y perdón que borren todas las maldades y pecados que los hombres cometen, dañando las relaciones con Dios y con los semejantes, cayendo en las tinieblas y sombras del error, de los crímenes y de la muerte procurada de mil maneras.
 
SOLAMENTE EL HIJO DEL HOMBRE, JESUCRISTO, PUEDE PERDONAR LOS PECADOS DE LOS HOMBRES Y SALVARLOS
El evangelio de este domingo, en la narración de San Marcos, Cristo se manifiesta como Dios y como hombre, con el poder de perdonar los pecados y restaurar la naturaleza humana caída y deformada por el pecado.
La manera ingeniosa cómo cuatro hombres presentaron a un paralítico, que descolgaron en una camilla por un boquete del techo en la casa donde Cristo enseñaba a muchas gentes que estaban apiñadas, lo referente al Reino de los Cielos, muestra la fe intensa que hablaba no ya con palabras, sino únicamente con la sola presencia suplicante ante el Señor, de aquel paralítico y sus compañeros que lo presentaron ante Jesús.
Cristo, compadecido ante la súplica elocuente de aquellos hombres llenos de fe inquebrantable, dijo entonces ante la vista de todos los que le escuchaban: “Hijo, tus pecados te quedan perdonados”.
 Los escribas y letrados en su interior empezaron con escándalo a murmurar y a juzgar a Jesús: “¿Por qué habla éste así? Esto es una blasfemia. ¿Quién puede perdonar los pecados sino sólo Dios?”.
Entonces Jesús como verdadero y único Dios, conociendo la interioridad y los juicios negativos que esos escribas hacían, les dijo: “¿Por qué piensan así? ¿Qué es más fácil, decirle al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, recoge tu camilla y vete a tu casa?  Pues para que sepan que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar los pecados – le dijo al paralítico  - Yo te lo mando: levántate, recoge tu camilla y vete a tu casa”.
El que era enfermo hasta ese momento, se levantó de inmediato, hizo lo que le mandó Jesús y salió de allí a la vista de todos, que se quedaron atónitos, y daban gloria a Dios, diciendo: “¡Nunca habíamos visto cosa igual!”.
Jesús con este milagro, da absoluta certeza de su poder divino unido a su humanidad. Es pues, el Hijo del Padre eterno y lleno del poder del Espíritu Santo que Dios concede para el perdón de los pecados.

CONCLUSIÓN
Con esta eucaristía, nosotros estamos también ante Jesús.
Somos paralíticos miembros de una humanidad pecadora y débil. Los hombres no podemos subsistir sin flaquezas y pecados, sin la ayuda, la gracia y el perdón misericordioso de Dios, manifestados en su Hijo hecho hombre para rescatar y asegurar a los hombres arrepentidos, su perdón que nace de su amor y misericordia. Estamos llamados siempre a recurrir al sacramento de la penitencia y la reconciliación con Cristo y los hermanos, respetando responsablemente los recursos de esta tierra que nos sustenta y nos hace vivir sin dañarla egoísta y pecaminosamente.
Oración: “Gracias, Señor, porque, aunque traicionamos muchas veces nuestro bautismo, tú, no nos rechazas para siempre, sino que nos invitas a levantarnos y caminar al ritmo de tu amor de Padre.
Reconcílianos, Señor, contigo y con los hermanos, haznos sentir el gozo y la alegría de tu perdón. Que regenera, y concédenos un puesto en la ancha fiesta de tu mesa. Amén”.

*Obispo Emérito de Zacatecas




Lo más leído
Detienen en Tacuba, capital, a un hombre con una navaja y en vehículo robado 
Agresor en colegio de Monterrey anunció el ataque en foro 
Muere estudiante que disparó en colegio de Monterrey
Estudiante dispara a compañeros y maestra en colegio de Nuevo León
Se suma Alejandro Tello a la propuesta de reducción de diputados 
Denuncia el Supdacobaez el desvío de $100 millones por año, desde 2010 
No toleraré actos de corrupción ni solaparé a quien viole la ley: Uc Jacobo
Autor de tiroteo en colegio de Monterrey padecía depresión
Fallece don Raúl Muñoz Popoca, destacado fresnillense
Gallos Cedar representará a Zacatecas en la Liga Mexicana de Futbol Femenil
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.92
Venta 22.42
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad