Thursday 23 de March de 2017

El laberinto de López Obrador

     28 Aug 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

A la izquierda se le utiliza, la mayoría de las veces, como un cómodo lugar para pelear contra el amigo del pasado y el enemigo del ahora. Es la parte, también, de la cañería de las ideas, de los desechos del rencor y el odio que algunos líderes incompetentes fueron creando con la derrota de sus luchas por varios años.
No es la izquierda de Paz, ni de Valentín Campa, ni de Siqueiros, ni de Rulfo, ni de tantos otros que vertieron grandes ideas a la forma liberal del pensamiento. Eso que llama izquierda, el excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador es una suma de laberintos de intereses por donde nos quieren conducir un grupo de dirigentes que en otros tiempos ya gobernaron y tranzaron y que ahora se presentan como los redentores del cambio. Pero de ahí, no son capaces de generar ideas y, por lo tanto, un cambio en este país.
Precisamente en esta semana en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dará el fallo para anular o no las elecciones del pasado 1 de julio, en las que ganó el priísta Enrique Peña Nieto, esa amorfa masa de rencores y odios han resucitado con la amenaza de armar prácticamente una revolución en este país si no les dan el juguetito del poder que han tenido en otros años.
Hasta ahora el movimiento de López Obrador no ha generado ideas. No ha sembrado una lucha de pensamiento y cualquier revolución -lo ha escrito Octavio Paz- no podrá justificarse ni proponerse si “en sí misma no tiene o carece de ideas”. Tiene más importancia en el tiempo de la lucha el movimiento estudiantil #YoSoy132 que cualquier otra marcha del lopezobradorismo. Y hay que diferenciar, no son la misma cosa.
Si en esta semana el TEPJF declara válidas las elecciones del pasado 1 de julio más vale que en México no ocurra lo de hace seis años: la división férrea de la sociedad mexicana por el berrinche de los poderosos izquierdistas de ocasión,  como Bartlett o Monreal, que buscan a toda costa la ubre del poder y el presupuesto. Al menos así lo demostraron cuanto lo tuvieron.
Cualquier escenario para esta semana no afectará la vida desenfadada y armónica de estos líderes de la izquierda mexicana que viven en lugares aristocráticos y sus familias estudian en escuelas privadas y ostentosas que viajan con chofer y aire acondicionado. El pueblo, eso que llaman pueblo y que somos nosotros, seremos los afectados si conducen, otra vez, al país hacia el linchamiento, el rencor, la componenda con la protesta y el laberinto al que nos quiere meter, otra vez, el redentor mayor, López Obrador.
Hasta ahora han sido incapaces de impulsar una revolución de ideas, como opositores y cuando fueron gobierno. Llevar, en estos momentos, al país al enfrentamiento es un asunto de mafias y ajuste de cuentas entre ellos, no del pueblo.

*Periodista freelance
Director de elhorizontal.com




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Hallan cuerpo de hombre sin vida en Vialidad Siglo 21
Mujer denuncia haber sufrido violación y asalto
​Queman dos plantíos de droga en Zacatecas
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Denuncian a aviadores y nepotismo en el ITSZN
Chocan por alcance; el saldo, dos menores lesionados
Pierde capital $15 millones por no presentar proyectos a tiempo
Invitan a sumarse a actividades de la 'Hora del Planeta'
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.91
Venta 19.41
€uro
Compra 20.42
Venta 20.92

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad