Tuesday 17 de January de 2017

El laberinto y el caos mundano

CARTAS DESDE EL EXILIO

     31 Jan 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La violencia y el caos del mundo que habitaba Gianni lo impulsaron a diseñar un laberinto literario. Buscaba con vehemencia comprender las razones de la sinrazón, empleando para ello la escritura como instrumento de esclarecimiento y orden.
Sin embargo, el personaje creado por Gianni pronto quedó fascinado por el vértigo  que le provocaban los diversos y sinuosos meandros del prodigioso artefacto.
Alain no veía en el laberinto un desafío a la inteligencia, tal y como lo pregonara Italo Calvino en los años sesenta del siglo pasado.
Por el contrario, el personaje vivía extasiado por la potente embriaguez del caos. Extraviado en las rutas sinuosas de la violencia y el marasmo, Alain olvidó enfocar su inteligencia a encontrar salidas y rutas alternas al encierro.
Se conformaba con registrar en su bitácora los hechos ominosos que acaecían en ese lugar, portando la tierna ingenuidad de los profesionales que defienden a capa y espada el presunto carácter objetivo de la escritura periodística.
El laberinto anárquico de los sucesos inscritos era simplemente una imagen especular del caos existencial, un duplicado suyo. Podríamos afirmar, sin temor alguno, que se trataba de un mosaico incoherente de impresiones empíricas donde aparecían, sin eje alguno de organización, personas mutiladas, ajusticiados,  víctimas,  inmigrantes secuestrados junto a declaraciones absurdas de políticos corruptos y lenguaraces gobernantes, a impresentables “reality shows”,  a montaraces espectáculos mediáticos y siniestras notas rojas.
Gianni veía con desesperación el rumbo errado que tomaba su personaje literario, pero sabía que nada podía hacer para salvar el pellejo de Alain.  
Quería evitar el naufragio y después de reflexionar durante horas le vino a la cabeza la imagen de un personaje mágico y femenino: Ariadna. Ella poseía una peculiar facultad, podía tejer textos que servirían a Alain de mapas para encontrar posibles rutas de evacuación.
La mirada de Ariadna no quedaba anclada en el lugar común de la representación del marasmo social; por el contrario, ella podía elevarse por encima del laberinto para hallar el punto débil de la edificación.
Al hacerlo, lograba identificar causas y razones; desvelaba los falsos pasadizos y las salidas ilusorias; reconocía a los falsos profetas, a los monstruos con máscara de bienhechores, a los rapaces y mezquinos.
Ariadna hilaba fino y daba así orden al devastador caos. Siguiendo los hilos-guía, Alain pudo salir del laberinto para narrar coherentemente las atroces vivencias existenciales suyas, para darle sentido al presunto sinsentido del mundo, para ofrecer esperanza a los que la habían perdido, para demostrar que el fatal acaecer es quimérico, las salidas y las grietas siempre están presentes.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Director de Seguridad Pública de Jerez balea a 4 jóvenes
Secuestran a dos hombres en Guadalupe
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
Aseguran un vehículo robado
Se pone agresivo con Tránsito
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Piden a SRE vigilar proceso de mexicano detenido en Letonia
Autoridades estatales inauguraron la presa la Suzaya en el municipio de Pánuco  
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.53
Venta 22.03
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad