Sunday 22 de January de 2017

El matrimonio, cosecha del amor entre Luz y Felipe

     28 Apr 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • Los recién casados prometieron ante el sacerdote amarse por sobre todas las cosas. Los recién casados prometieron ante el sacerdote amarse por sobre todas las cosas.
  • Abril Martínez y Memo Oliva, padrinos de anillos. Abril Martínez y Memo Oliva, padrinos de anillos.
  • Antonio y Conchita Oliva con Marco Correa. Antonio y Conchita Oliva con Marco Correa.
  • Betza Delgado y Benjamín Alvarado. Betza Delgado y Benjamín Alvarado.
  • Eduardo y María Elena, papás del novio. Eduardo y María Elena, papás del novio.
  • Montse, Loly, Odeth, Daniela y Betza Delgado. Montse, Loly, Odeth, Daniela y Betza Delgado.
Imagen de


Los novios tenían poco más de un año de conocerse, tiempo que bastó para tomar la decisión de sus vidas.
Su primer encuentro fue casual y nunca se imaginaron que sería el hecho que les cambiaría la existencia.
Felipe, por cuestiones laborales acudió a la ferretería donde atendía Luz y aunque al principio le costó trabajo que le aceptara una cita, con persistencia supo conquistar el corazón de su ahora esposa.
Bajo la imagen de la Virgen Inmaculada en el Templo de Fátima, Felipe Octavio Delgado Olva y Luz Elena Torres Amador se juraron fidelidad ante el altar en compañía de sus familiares y amigos.
Mientras que el coro entonaba el Aleluya, la novia, luciendo un vestido blanco con  pedrería plateada, caminó desde la puerta de la iglesia hasta el altar, donde la esperaba su prometido.
El estilo gótico de la arquitectura del Templo de Fátima que refleja cultura fue lo que a los novios les atrajo para celebrar su enlace matrimonial en este santo recinto.
La emoción de la novia se desbordó con lágrimas que recorrieron su rostro como una caricia de su amado, cuando Felipe le prometió fidelidad por el resto de su vida.
El sacerdote Oliverio Juárez, quien bendijo la unión, les recordó a los recién casados lo que el evangelio de San Mateo dice: “Que lo que une Dios no lo separe el hombre”, por lo que les pidió que vivieran amándose y respetándose el uno al otro.
Un momento emotivo y solemne de la celebración fue cuando los padres de la feliz pareja junto con ellos se tomaron de las manos, para escuchar la bendición de los sacramentos y fue Felipe el primero en participar del cuerpo y la sangre de Cristo.

groman@imagenzac.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad