Tuesday 24 de January de 2017

El negocio del morbo

Lo cierto es que mi estimado lector, posturas a favor o en contra, no hemos observado un cambio, los noticieros siguen cubriendo en su horario principalmente notas rojas

     15 Apr 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Apenas hace dos semanas comentaba que pese a las distintas posturas que habían surgido, era buena la iniciativa de varios medios, que de alguna manera significaba un avance el que representantes de televisoras, radiodifusoras, portales electrónicos y medios impresos se comprometieran a seguir una línea estratégica para rechazar y condenar la violencia del crimen organizado, así como evitar a toda costa convertirse en voceros de la delincuencia.
Siguiendo en el análisis de la iniciativa, resulta que aunque se dijo que el acuerdo estaba firmado por los principales medios de comunicación del país, en realidad algunos también importantes no lo firmaron, unos porque no quisieron y otros porque definitivamente no fueron invitados como La Jornada, Reforma, Proceso, Multivisión, TV Cable y muchos medios locales.
La revista Proceso, sobre el acuerdo suscrito, mencionó que se trataba de una mordaza que se gestó en los Pinos: “Todo empezó con una petición presidencial. La mañana del 5 de agosto de 2010 Felipe Calderón se reunió en los Pinos con los dueños de las principales cadenas de radio y televisión y de periódicos y revistas.
El presidente les pidió “ser parte de su estrategia” de guerra contra el narcotráfico, “autorregular” sus contenidos, impulsar la idea de que el gobierno iba ganando la batalla y “evitar” entrevistar “criminales” para no convertirlos en héroes. Siete meses después llegó el resultado”.
En una postura opuesta el diario mexicano El Universal constituyó un Consejo Consultivo, integrado por expertos en seguridad pública y derechos humanos, para asesorar en las decisiones editoriales sobre el contenido de informaciones de inseguridad y violencia, buscando que los contenidos estén apegados a los principios de legalidad, respeto y promoción de los derechos humanos.
Lo cierto es que mi estimado lector, posturas a favor o en contra, no hemos observado un cambio, los noticieros siguen cubriendo en su horario principalmente notas rojas, y dudo mucho que cuando se exhibe el dolor de los familiares de las victimas se este atendiendo al principio de respeto.
Por desgracia el negocio de explotar el morbo no es fácil de dejar, las ganancias aminorarían, la buena voluntad entonces no es suficiente, se requiere más que buena fe, definitivamente se requiere modificar conciencias y eso no se puede dar de la noche a la mañana.
Es importante que a la par de suscribir acuerdos se implementen estrategias para poder cumplirlos, no basta con proponer un cambio, este tiene que darse paulatinamente a través de procesos de capacitación a reporteros, redactores y editores para garantizar que los materiales periodísticos se apeguen a los elementales principios de la ética periodística, nosotros como ciudadanía comencemos a gestar una cultura diferente, busquemos informarnos objetivamente sin caer en la tentación de alimentar el morbo.

*Docente-investigadora
de la UAZ




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad