Tuesday 24 de January de 2017

El octavario para pedir por la unión de los cristianos

El Día del Señor

     23 Jan 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:
Rostro de Jesús crucificado.
Rostro de Jesús crucificado.

INTRODUCCIÓN
Ya es tradición probada en nuestra Iglesia Católica realizar el Octavario para pedir por la unión de todos los cristianos. Cada año, desde el día 18 de enero hasta el 25 inclusive, nuestra Iglesia Católica quiere extender su solidaridad a todas las confesiones cristianas pidiendo al Espíritu Santo que conceda el don de la unión doctrinal y de la caridad para todos aquellos que tenemos puesta nuestra fe en Jesucristo, principio de unidad en el amor.
Este domingo cae dentro de dicho Octavario y nuestra reflexión homilética nos ofrece la comunicación, la oportunidad, el reto y el compromiso de suscitar en nuestros corazones las verdaderas actitudes de paz, comunión y fraternidad que Cristo quiere para todos los que creemos en su persona y en su único evangelio.

LA UNIDAD CRISTIANA  ES UNA VERDADERA  NECESIDAD Y UN RETO PARA LOS CRISTIANOS
La segunda lectura bíblica de este domingo es un trozo de la Primera Carta a los Corintios de San Pablo apóstol, quien exhortaba a sus fieles de Corinto y ahora a nosotros: “Los exhorto, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que todos vivan en concordia y no haya divisiones entre ustedes, a que estén perfectamente unidos en un mismo sentir y en un mismo pensar”.
Esto lo dijo San Pablo a propósito de las divisiones y banderías que se habían suscitado en la comunidad de Corinto.
La historia de las divisiones está vigente siempre en la vida de los cristianos. Ciertamente Dios en Jesucristo, y con la moción del Espíritu Santo, ha querido que los creyentes en Jesucristo tengamos una sola fe, una sola esperanza y una sola caridad.
Que los odios, las luchas entre hermanos que provocan divisiones y heridas difíciles de sanar en los modos de entender, interpretar y aplicar a la vida las Sagradas Escrituras y la tradición apostólica, bajo la guía de los legítimos y auténticos pastores llamados y nombrados por el mismo Cristo para salvaguardar la comunión fraterna, no prevalezcan jamás sobre la unidad cristiana.
Esta unidad es signo necesario e imprescindible para que el mundo crea que Cristo vino a salvarnos y a hacer de todos, y de cada uno, un solo corazón y una sola alma, como las primeras comunidades cristianas: “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones” (H. Ap. 2, 42).
Nuestra situación actual se presenta difícil y compleja porque las divisiones entre cristianos se verifica en la flaqueza y egoísmo de los hombres, sujetos siempre a los desórdenes y tendencias malsanas que proliferan por doquiera y que se deben a la concupiscencia como fractura de la unidad interior que debe reinar en las almas y que el pecado original ha dejado en los seres humanos para luchar y conseguir la gracia de la misericordia y el perdón de los pecados, restableciendo continua y necesariamente la unidad de los creyentes en Cristo como una verdadera necesidad y reto a superar con el auxilio divino.

BREVE REFERENCIA HISTÓRICA ACERCA DE LA DIVISIÓN DE LOS CRISTIANOS
La historia de la división de los cristianos tuvo dos momentos señalados. Primero, el Cisma de Oriente en el siglo 11 con Miguel Cerulario, patriarca de Constantinopla, que dio origen en 1054 a la Iglesia Ortodoxa.
Segundo, el Cisma de Occidente en el siglo 16, con Martín Lutero en Alemania (1517) y Enrique VIII en Inglaterra (1539). Después hubo divisiones entre los luteranos y anglicanos dando origen a otras confesiones cristianas como son los presbiterianos, los metodistas, los congregacionalistas y los bautistas, por citar a los más conocidos.
Hoy tenemos un pulular inmenso de confesiones fundamentalistas sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo 19 y hasta nuestros días. Baste citar a los testigos de Jehová, los mormones y un sinnúmero de creencias que ya no son cristianas propiamente dichas: luz del mundo, la religión de la santa muerte y muchas otras más.

LA ORACIÓN PARA PEDIR POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS
Esta oración es absolutamente necesaria y muy conveniente. Obedece a la oración de Jesús en el cenáculo de Jerusalén, con la cual el Señor ya preveía las divisiones que podrían darse en el decurso de la historia:
“Que todos sean uno, como Tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y el mundo conozca que tú me has enviado y que yo les he amado a ellos como tú me has amado a mí” (Jn. 17, 21–23).
Ojalá que este Octavario para pedir por la unión de los cristianos en un mundo lleno de odios, venganzas, secuestros y extorsiones, que hacen perder la tranquilidad y la seguridad de todos en nuestras sociedades y en nuestra patria, nos aliente y conforte para ser como aquellos primeros cristianos que ya recordábamos y que quedaron descritos por San Lucas:
“Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno.
“Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, repartían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que habían de salvarse” (H. Ap. 2, 44–47).
¡Estemos siempre en la presencia de Dios en compañía de sus santos llevando a cabo nuestras aspiraciones cristianas siendo uno en comunión y amor, sirviendo a todos con las mejores disposiciones de nuestras almas para que la misión de discípulos misioneros de Cristo sea una realidad verdadera y los creyentes y no creyentes, u hombres de otras religiones, vean en nosotros la realización de la oración de Jesús en el Cenáculo de Jerusalén y ahora en nuestras familias y comunidades para que el mundo crea y nos salvemos todos...!

*Obispo Emérito de Zacatecas




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad