Monday 16 de January de 2017

El Papa sabio y ¿justo?

     27 Mar 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La presencia reciente  de Benedicto XVl en México ha dejado varias lecturas importantes: una de ellas en la que plasma su filosofía sobre el amor, en su carta encíclica Deus Caritas Est, la caridad que conocemos en Dios, en donde reprueba el placer de un instante y dice que “ni la carne ni el espíritu aman, es la persona la que ama como una criatura unitaria” este diálogo con la realidad de nuestro tiempo nos obliga a pensar que rechaza en toda su dimensión la pederastia que horrendamente practicó el padre Maciel.
Quisieran muchos pensar que esta encíclica editada en el 2006 por el representante del Estado Vaticano sería una apología de la República amorosa de AMLO, no es así, este discurso va en el sentido de anteponer el amor, como una realidad indeleble, a la racionalidad del ser humano. El amor propuesto por Benedicto es una actitud humana superior en donde se antepone todo lo material y la satisfacción personal, para exaltar el amor conyugal y buscar el bien del otro sacrificando su propia pretensión material.
Pareciera muy romántica la interpretación de esta doctrina papal. Sin embargo es muy ilustrativo señalar que la justicia que pretendemos todos sea un valor que debe ser buscado de manera incansable a través del tiempo; por eso ha sido muy oportuno la solidaridad del Papa con las víctimas de la violencia en general.
 El bien como el mal existe y debe ser el amor benevolente del prelado, del gobernante, del político el que perdure y el que debe estar al servicio del pueblo, para que este logre su trascendencia. El ideal de esta carta es crear un orden justo, en donde las condiciones humanas estén apegadas a la dignidad de las personas; en este mar de confusiones y de tiranías injustas sería una utopía; pero bueno es un deber ser.
Este es el mensaje que percibimos del Papa sabio y quedó bien grabado en la conciencia del pueblo mexicano, esta disertación no rompe con las reglas del Estado Laico. La encíclica taladra de manera dramática en la conciencia de los gobernantes y gobernados cuando el aforismo del filósofo alemán Nietzsche  “Dios ha muerto” pareciera ser la bruma de una realidad que el posmodernismo nos ha dejado.
La carta filosófica de Benedicto XVl debe ser la puntilla para restaurar la paz, la seguridad y el bien común en México, es una enseñanza social que debe ser acogida por los partidos políticos y por la jerarquía de la iglesia. Pero también debe ser el enfoque ideológico y justiciero para que crímenes cometidos por los pederastas sean castigados.
 El buen juez por su casa empieza y el Papa debe tener la sabiduría, la prudencia y la templanza para persuadir  que estos crímenes no pasen a ser parte de la estadística de la impunidad. La justicia está esperando su turno, veremos la reacción del pueblo y de la clase gobernante cómo reaccionan ante la perorata sabia de Ratzinger.

*Maestría en Derecho Constitucional
 




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Ana María Romo, rectora de la Utzac, triplicó el gasto en combustible 
Hoy es el día más triste, tal vez tristísimo, del año
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Dulce Flores, presidenta de la AEEZ, se defiende de acusaciones
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Convocan a artistas y creadores a participar en el Festival Cultural Zacatecas 2017
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Copa MX
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad