Monday 16 de January de 2017

El peor momento y Punto Final

     24 Apr 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Históricamente algunos delincuentes han gozado de una especie de admiración perversa.
Lo anterior se magnifica sí el bandolero realiza “asistencia social” o cobija algún grupo vulnerable.
El narcotráfico en México realizó durante décadas esta “asistencia”; el capo del pueblo o región cooperaba con causas en beneficio de la comunidad, obteniendo así arraigo y respaldo social que les permitió vivir y atender el negocio más tranquilos.
Entre muchos jóvenes persiste la ahora mítica idea de que el narcotráfico los hará ricos, les dará troconas, morras y pegues.
Sin embargo, por la competencia entre cárteles, el combate federal, el aumento en los costos de trasiego, nóminas y “equipo”, ese estatus, dinero y poder han mermado y ya no hay tanto para tantos.
Claro que hoy como antes hay una o dos decenas de capos que aún viven rodeados de ese lujo, de ese poder, pero son una minoría.
Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional en México existen poco más de 500 mil personas trabajando dentro de la delincuencia organizada, de estos sólo 17 son considerados capos de altos vuelos, los demás son carne de cañón que vive muy alejada de esa riqueza y glamour.
Pedro Peñaloza en su libro La juventud mexicana: una radiografía de su incertidumbre menciona que los sueldos de los informantes que en su mayoría son jóvenes con edad promedio de 22 años, rondan los 2 mil 500 pesos al mes.
Uno de los últimos análisis de la extinta Secretaría de Seguridad Pública Federal señala que la edad promedio de un sicario bajo de 38 años en el año 2000 a 24 en 2010; mientras que los ingresos promedio han bajado de 6 mil dólares mensuales a mil en el mismo lapso.
Nunca en la historia del narcotráfico en México había sido tan arriesgado pertenecer al crimen, hoy los cárteles prácticamente han monopolizado la actividad delincuencial, no hay rama del crimen que no controlen o intervengan.
Hoy el riesgo de un delincuente de morir a corta edad es mucho mayor que hace 10  años.
El delincuente hoy sí no cae contra en Ejército, cae contra la Federal, la Estatal o lo aniquilan las bandas contrarias, incluso los mismos compañeros por el afán de ascender.
Hoy es el peor momento para ser delincuente.
 

Punto Final
Para triunfar hay que separar lo político de lo ideológico y para transcender hay que diferenciar lo necesario de lo popular.

*torrescorpus@hotmail.com




Lo más leído
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.82
Venta 23.32

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad