Saturday 21 de January de 2017

El plagio de obras

     30 Nov 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

El 24 de este mes inició la 26 Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Considerado como el más importante encuentro de escritores, lectores y casas editoriales de América Latina, en esta ocasión la feria está dedicada a la literatura chilena.
Sin embargo, a diferencia de lo acostumbrado, los medios de comunicación han dedicado poco espacio a hablar de las figuras del mundo literario que participan en esta edición, para centrarse en la discusión desatada entre escritores, intelectuales y críticos literarios.
El motivo de la polémica es que la asociación civil mexicana, que cada año concede el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, anunció la decisión de entregar al peruano Alfredo Bryce Echenique este reconocimiento, dotado con 150 mil dólares.
La crítica de la elección se dio de inmediato, debido a que este escritor fue encontrado culpable de plagio en Perú, su tierra natal. Se sabía de 16 casos de plagio comprobado, pero el número ha ascendido a 42.  
Los miembros del jurado, entre los que se encuentra el mexicano Jorge Volpi, defendieron la decisión, pero finalmente se vieron obligados a entregar el premio, antes de que iniciara la feria, en la casa del escritor ubicada en Lima.
Este caso me ha recordado el escándalo que se generó, a nivel nacional, cuando se demostró que Sealtiel Alatriste, quien acababa de recibir el Premio Xavier Villaurrutia de escritores para escritores, recurría al plagio para elaborar sus textos.
Por ejemplo, tomaba un texto de un periódico español y cinco años más tarde lo usaba para una publicación mexicana, cambiando una que otra palabra o el orden de las mismas. Seguramente pensó que el plagio jamás sería descubierto, dado que había una gran distancia entre el espacio y el tiempo de ambos escritos.
Tras los duros cuestionamientos que recibió de muchos escritores del país y de los colaboradores de la revista Letras Libres, el escritor se vio obligado a renunciar no sólo al premio, sino también a la titularidad de la Coordinación Cultural de la UNAM.
El plagio es bastante común en el ámbito académico, sobre todo con la llegada del internet. Muchos estudiantes copian de aquí y de allá para hacer las tareas que les encargan en clase, pero también recurren a esta nefasta práctica profesores e investigadores a quienes les cuesta pensar por sí mismos.
Personalmente también he padecido el plagio de mis ideas y mis escritos, pero de eso hablaré la próxima semana, pues me parece que en este tipo de prácticas no sólo hay cinismo académico, sino también una gran ignorancia sobre lo que significa plagiar una obra.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
bethsang@hotmail.com
 




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad