Monday 23 de January de 2017

El poder curativo de la fe

Inmigrantes recurren a los remedios caseros

     17 Aug 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
El té de manzanilla o de hierbabuena son usados para aliviar malestares de los niños. (Fotos: photos.com)
El té de manzanilla o de hierbabuena son usados para aliviar malestares de los niños. (Fotos: photos.com)

CHICAGO, ILLINOIS.- “Los secretos de las abuelas”, es sólo uno de los varios nombres que durante mucho tiempo se le ha dado a los remedios caseros, los cuales se van pasando de generación a generación.
“Se trata de una medicina natural, al alcance de todos, respetuosa de los avances de la medicina convencional”, indica el artículo titulado: “Remedios caseros, ¿qué son y para qué sirven?” en la página topremedioscaseros.com/remedios.
Estas “recetas de las abuelas”, como también se suelen llamar, pueden servir para remediar diversos malestares como dolores de cabeza, de estómago, de artritis, de espalda y en fin, la lista de dolores puede continuar indefinidamente.
"Yo he trabajado en esto mucho, desde que tengo uso de razón y atiendo a gente de todas edades. La verdad, la fe es lo que las cura", dijo Mirsha Sharone, curandero.
Por ejemplo, simples remedios caseros como té de manzanilla o té de hierba buena son usados para calmar malestares de infantes.
“Yo uso el té de hierba buena hasta para curar los cólicos de mis nietos de seis y 14 meses”, comentó Gabriela Tinajero, de 80 años.
Algunos remedios dicen curar enfermedades como el cáncer, pero muchos piensan que la efectividad de estos productos depende en la fe que la gente tenga en curarse.
“Desde que estaba chiquita, me acuerdo que mi mamá siempre tenía remedios caseros para cualquier malestar”, dijo Elia Burciaga, de 42 años.
Elia explica que ella siempre ha ido a tiendas naturistas a recetarse medicinas. “Yo siempre he usado remedios como los limones asados cuando me enfermo de la garganta”.
También añadió que no les tiene fe a los médicos y es por eso que nunca va a consultarlos. Cuando se enferma le habla a su mamá para preguntarle qué remedio casero le puede recomendar. “No hay necesidad de ir a pagar tanto dinero por una consulta médica”, dijo Elia.
El remedio de los limones asados consiste de partir un limón por la mitad y asarlo en una sartén sin agua. Mientras están calientes se le agrega azúcar y luego se come la pulpa. Este remedio es usado cuando alguien tiene dolor de garganta.
“Yo voy a comprar tés casi dos veces por semana”, comentó Tinajero. "Mis hijos, hasta ahora, también curan a mis nietos con tés naturales porque ellos mismos lo confirmaron y vieron que en verdad funcionan”, añadió.
Botánica Los Milagros, localizada en el vecindario de Pilsen es uno de los varios establecimientos que ofrece a sus clientes una variedad de pastillas, hierbas medicinales y hasta amuletos para la buena suerte y el amor.
Creyentes o no de las recetas de la abuela, el artículo “Remedios caseros, ¿qué son y para qué sirven?” especifica que las botánicas naturales no deben tomar el lugar de un médico y si alguien sufre de una enfermedad grave el médico debe de ser su primer recurso.

*Graduadas en Periodismo de Columbia College Chicago




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad