Friday 20 de January de 2017

¿El poder fáctico por encima del Estado?

     30 Aug 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Ante los últimos acontecimientos de crueldad criminal ocurridos en Monterrey Nuevo León la semana pasada, con el deceso de 52 personas. Queda claro que el atentado criminal en esta ciudad no tiene las características de ser un acto terrorista, sabiendo que estos actos presumen autoría y discurso; sin embargo queda manifiesto que no se puede descartar que estemos ante una cultura de la muerte que no se puede soslayar y que ocasiona pánico y terror entre todos los que estamos tan cerca de esta realidad. La cual naturalmente reprobamos.
 El estado mexicano se encuentra ante la disyuntiva de continuar con su estrategia de disminuir los márgenes de inseguridad o de negociar una tregua con el crimen organizado. La primera decisión pondría al Estado frente a la legitimación del uso de la violencia institucionalizada con el riesgo de correr más sangre inocente, como consecuencia del sometimiento de las organizaciones delincuenciales al ordenamiento del Estado y, la segunda pondría a México en el concierto de la comunidad internacional, como un estado débil o peor aún como un “Estado fallido”,  finalmente quedaría a merced del poder fáctico.
Todos sabemos que la inseguridad no es atractiva para nadie; las inversiones extranjeras e internas bajan cuando ésta es un lastre para el pueblo. Pareciera que México esta perdiendo soberanía ante el poder del crimen organizado, esta lectura la tenemos todos; pero ¿Qué hacer ante una realidad compleja? Qué podemos cambiar y qué podemos dejar para que la República funcione adecuadamente como un estado democrático en donde prevalezcan los principios constitucionales de: soberanía, división de poderes, derechos humanos, seguridad pública y jurídica, igualdad, democracia, respeto a la integridad personal etcétera. El territorio, es el espacio vital no lo podemos cambiar; lo que se puede perfeccionar es la sociedad y los poderes constituidos del Estado.
Existen dos instrumentos constitucionales para modificar los poderes del Estado: a través de los artículos; 39 y 135 constitucional, éste último es el más adecuado y está apegado a los principios democráticos. Ahora que el gobierno y la sociedad nos vemos como perdedores ante el crimen, quisiéramos transformar al gobierno, con la esperanza de cambiar nuestra suerte; pero ¿Cómo puede cambiar el gobierno sin cambiar la sociedad? Enrique Dussel pensador francés, dice que el poder del gobernante dimana de la “potencia” del pueblo, entonces  en la sociedad es donde radica la fuerza como potestad para cambiar el poder del Estado cuando este fetichiza su función.
 La UNAM, ha diseñado una estrategia para disminuir los márgenes de inseguridad bajo las premisas de eliminar la confrontación entre los partidos políticos; evitar el lavado de dinero del narco, quien mueve casi 30 mil millones al año; exigir nuevas actitudes de los políticos, la activación de una agenda social; una mayor fiscalización del gasto en seguridad; evaluación de nuestro sistema de justicia penal; un diagnostico objetivo de lo que pasa en nuestras cárceles; sin embargo lo más trascendente es la unidad nacional, sin prejuicios y sin resabios, buscando siempre alternativas perfectibles para combatir el flagelo del crimen.

*Sergio16garcia@gmail.com




Lo más leído
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Trump presta juramento como 45to presidente de EU  
Preparan investidura de Trump como presidente; llegan personalidades 
Asumen cargos nuevos titulares en el municipio 
'Hoy será recordado como el día en que la gente tomó el poder de esta nación otra vez': Trump
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Mineros enfrenta a los Alebrijes en la Fecha 4 del Ascenso MX
Alarma a bomberos y vecinos incendio dentro de un lote 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.19
Venta 23.69

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad