Saturday 21 de January de 2017

El sexenio que viene

Arterias

     15 Nov 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Enrique Peña Nieto, presidente electo de la República.
Enrique Peña Nieto, presidente electo de la República.

El escepticismo y desánimo sobre el tema cultural en la campaña del actual presidente electo Enrique Peña Nieto, su desafortunada actuación en la Feria internacional de Libro de Guadalajara (FIL) y la fuerte confrontación con gran parte del gremio artístico y cultural marcaron una “sana” distancia sobre la propuesta concreta en el ámbito que, conforme se ha dado la transición, a tomado forma y se vislumbran cambios urgentes en la materia.
Con mucho sigilo el equipo de transición ha dado cada paso para el cambio de estafeta en este tema.
En primer lugar, un gran acierto fue el nombramiento de María Cristina García Cepeda como la encargada del ámbito cultural en la entrega–recepción institucional, ya que es una persona que conoce del tema y que ha trabajado gran parte de su vida en el sector de la industria cultural.
La semana pasada Peña Nieto delineó su estrategia después de tener una reunión con personajes claves de la gestión cultural de antaño, muchos de ellos creadores de las actuales (desgastadas) instituciones públicas del país.
Con tres sencillos ejes de desarrollo, que no son nuevos pero si dejan entrever la política cultural que se seguirá, Peña Nieto apuesta por la construcción de “nuevas” formas de concebir la cultura a nivel federal. Primero, como parte indisociable del desarrollo económico del país; segundo, como un fuerte aliado en el apoyo para fortalecer la política exterior, y tercero, como elemento constructor de unidad y paz.
De cierta manera la Administración 2012–2018 se ha propuesto como reto transformar y modernizar la política cultural de Estado que ineficazmente se ha consolidado en 12 años de gobiernos panistas pues, aplaudible su exorbitante inversión, cierto es que no logró cuajar en proyectos de largo alcance o de reformas sustantivas que garanticen el acceso al resto del país y al ciudadano común a los servicios y bienes culturales.
La figura detrás de este proyecto de renovación es Rafael Tovar y de Teresa, quien fuera ya presidente de Conaculta y que cuenta con varios años de experiencia en política pública como en proyectos culturales.
Tal parece que al regreso del PRI a los Pinos por fin se “aventará al ruedo” la creación de un nuevo organismo apartado en su totalidad de la Secretaría de Educación Pública y que congregue las funciones que actualmente realizan por separado INAH, INBA y Conaculta.
Se tienen las condiciones no sólo para saldar la deuda institucional, legal y social que se tiene con la cultura pues desde los años 80 se trabaja con marcos legales insuficientes, modelos culturales inoperantes e instituciones públicas inútiles y primitivas.
El destello por parte del equipo de transición del nuevo residente enciende los ánimos de quienes tenemos la seguridad que la cultura es el camino para devolver la felicidad y tranquilidad que México necesita. Ojalá está transformación no sea otra más de mis utopías.

*@mantramexicano




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad