Friday 20 de January de 2017

El SNTE en manos de una empresaria de la política

     11 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Mientras la educación en el país pasa por su peor momento, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dice al mundo que en México el grado promedio de escolaridad es de quinto año de primaria.
El Sindicato de los Maestros (SNTE) es manejado por una empresaria de la política, a la que la SEP entrega anualmente millones de pesos: “La Secretaría de Educación Pública (SEP) entregó 200 millones de pesos al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en 2009.
De acuerdo con el informe de resultados de la Auditoría a la Cuenta Pública 2009, los recursos transferidos al gremio que dirige Elba Esther Gordillo serían utilizados para difundir, a través de los medios de comunicación, la corresponsabilidad del magisterio con la educación” (texto emitido por la ASF).
Los programas tecnológicos para la educación llevan retrazo de nueve años, entre otras atrocidades, el titular del ramo Alonso Lujambio está más ocupado en su futuro político -quiere ser candidato del PAN a las presidencia de la república- que en desempeñar, por lo menos bien, su trabajo.
La educación básica en México es pésima y no sólo ha sido responsabilidad de los gobiernos panistas, también los priístas dejaron una estela de incapacidad y desinterés, en donde prevalecieron los intereses políticos sobre los educativos.
El poder por el control de los presupuestos en educación en los últimos 40 años ha estado en manos de dos nefastos personajes priístas: Carlos Jonguitud Barrios y Elba Esther Gordillo, ese recurso sólo ha servido para propósitos políticos, ignorando los académicos.
Han pasado más siete presidentes de la república (Luis Echeverría, José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo (PRI), Vicente Fox y Felipe Calderón (PAN) y “N” cantidad de secretarios de educación, todos -incluidos Fox y Calderón-  privilegiaron a Jonguitud y a la Gordillo, sin importarles la preparación de los mexicanos.
El panismo no se quita el lazo de corrupción SEP/SNTE y cuatro décadas después sigue el maridaje. Ahora Alonso Lujambio quiere ser candidato presidencial, pese al caos educativo en el país.
Sus aspiraciones son legítimas, pero cuando ha realizado un pésimo trabajo al frente de la SEP, ¿cómo se atreve a soñar con presidir a México, sin los atributos y capacidades que la responsabilidad reclama?
Sus contrincantes a la postulación panista, Santiago Creel, Senador y Josefina Vázquez Mota, diputada federal, también pésima secretaria de educación en el sexenio calderonista, fácilmente le ganarían la carrera, por estar más identificados con los panistas.
En Tlaxcala, en reunión con militantes azules, Lujambio dijo “sí aspiro, quiero participar en el proceso interno a la presidencia de la república en el 2012”; pero debe considerar que su sector está en la ignominia, estamos retrasados décadas en relación a países como Chile, Argentina, Perú y otros, pero quiere la candidatura, aunque tenga de aliada a Elba Esther, que si no la hace con el PAN, seguramente le prestará su partido, el PANAL, para realizar su sueño de aspirar a Los Pinos, lo cual sería una pesadilla ¡para México!

*Analista político




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.91
Venta 22.41
€uro
Compra 23.32
Venta 23.82

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad