Sunday 22 de January de 2017

El valor de la amistad

     15 Feb 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La amistad es una cajita de cristal. Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor. Un cristal fino donde te reflejas. Material en el que están hechos tus sueños. Son porciones de tu corazón que intentas que no se rayen nunca.
Una amiga o un amigo es más que una persona. Algo que no es físico, algo que siempre llevas.
Es eso que recoges por el camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente acomodado en su interior de terciopelo. Todo eso en lo que crees, en lo que confías, en lo que sientes.
Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que lamentas no ver. Porque la amiga o el amigo no se ven, no se toca, no se huele.
Simplemente los sientes. Y, aunque se encuentren sentada o sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física que es. Su esencia esta  oculta entre los pliegues del terciopelo de tu cajita de cristal.
A veces los miras a los ojos. A veces sientes su presencia. Sin embargo, la amiga o  el amigo no es la persona que vez. Es la persona que sientes. Es aquello por lo que darías todo. Menos tu cajita de cristal…
Debemos considerar la verdadera amistad cuando existe una unión desinteresada, cordial, abierta, en la que hay un interés mutuo por los problemas, éxitos o sufrimientos de la amiga o  amigo; se debe cultivar con pequeños detalles de gratitud por todo lo que se recibe de ella.
La amistad comienza por la simpatía y el agrado que se siente al encontrarse personas que tienen cosas en común con nosotros. Te empiezan a interesar las cosas de tu amiga o amigo y tú encuentras con gusto que a ella o él también le interesan las tuyas.
Es muy agradable saber que cuentas con alguien que te quiere y te comprende, que comparte muchos de tus gustos y de tus ideas. Sin embargo, no se limita a esto la verdadera amistad; tiene ciertas características y exigencias.
El amor en la amistad se convierte en amor incondicional, cuando buscas el bien de tu amiga o  amigo, cuando lo aceptas tal y como es, cuando lo ayudas a crecer y superarse; si quieres una verdadera amistad, sin prisas, busca el conocimiento de la otra persona, resalta sus virtudes, minimiza sus defectos, y con mucho amor hazle reconocer sus errores.
Sabías que…una buena amistad tiene tres cualidades básicas: que sea buena, fiel y accesible.
La amistad es un sentimiento compartido con otra persona, donde se busca el bien común, una palabra de consuelo, una sonrisa franca o un abrazo sincero.

*Integrante del grupo
"Voces de mujer", presencia
y transparencia




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad