Thursday 19 de January de 2017

Elbajón” y Punto Final

     6 Mar 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Escribo la presente a una semana de la detención de Elba Esther Gordillo y a unos minutos de la muerte de Hugo Chávez, en ambos casos las redes sociales y medios tradicionales se han saturado con información propia y relativa a los dos casos, todos hablan y hablarán de ello.
Más allá de las virtudes, defectos, excesos y polémicas ciertas e inventadas de ambos personajes, desde que apresaron a La Maestra y ahora que muere El Comandante he pensado más que en ellos, en sus cercanos, en aquellos que al amparo del poder pleno de estas figuras los creyeron invencibles, inmortales.
También pienso mucho en aquellos que sin Elba ni Hugo como padrinos pero sí al amparo de algún poder local o regional, y a menor escala se sienten intocables, invencibles y hasta hechos a mano.
¿La detención de La Maestra Gordillo les habrá servido para pensar o reflexionar sobre sus desplantes? ¿Qué pensarán al ver a la lideresa magisterial tras las rejas, les llevará a tener gestos de humildad?
¿O es tanto el ego y desmesura que seguirán creyendo que aquel destino nunca les llegará creerán que el poder que ostentan o los cobija será eterno?
La Maestra Elba tuvo un poder que supo vender excelentemente tanto a gobernadores como a presidentes de la República, se dio el lujo de retarlos, condicionarlos y en algunos casos hasta de amenazarlos, sin embargo, toda esa gloria no le alcanzó para perpetuarse en el poder y menos para evitar las rejas.
Hugo Chávez fue durante 14 años uno de los presidentes más poderosos de Latinoamérica, retaba y persiguió a los que no pensaban como él, sometió medios, poderes de la unión y a los que no lo amaban, pero todo ese poder no le alcanzó para someter al cáncer.
Sí, estos dos personajes que tuvieron y acumularon riqueza y poder al más alto nivel PERO no escaparon a su condición humana, ¿qué podrán esperar aquellos que olvidándose de esa condición utilizan el poder político, económico o social para alimentar el ego, la cartera y las ambiciones?
La desgracia ni la muerte es deseable para nadie, pero ahora que La Maestra cayó en desdicha y El Comandante murió, deberíamos recordar lo fabuloso y frágil de esa condición humana, que estas penas ajenas sirvan para darle una bajadita a la soberbia y ego y así evitar que la vida misma nos dé de repente “Elbajón”.

Punto Final
Él que desconoce a los amigos (y padrinos), se desconoce a sí mismo.

*torrescorpus@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.94
Venta 22.44
€uro
Compra 23.31
Venta 23.81

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad