Saturday 21 de January de 2017

Elecciones y redes sociales

     13 Jul 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Don Manuel es una persona de 70 años que decidió conocer las posibilidades del internet hace apenas unos meses, estimulado por sus hijos y por lo que había escuchado del movimiento Yo Soy 132.
Hasta entonces se dio cuenta de la amplia dimensión que había adquirido la participación ciudadana en el reciente periodo electoral.
Al tener restringida su percepción a lo informado por la televisión y la radio, suponía que las campañas presidenciales estaban circunscritas a los cansinos discursos de los candidatos y las opiniones de los comentaristas mediáticos, muchos de ellos claramente sesgados.
Su perspectiva cambió cuando entró al mundo de las redes sociales. Descubrió que las convocatorias para participar en marchas o concentraciones no dependían de los costosos desplegados periodísticos de antaño.
Agradeció, asimismo, el hecho de que alguna prensa haya decidido abrir sus páginas de manera gratuita a los internautas, aunque reconoció que seguirá comprando el periódico local, por el placer de leerlo cómodamente en el sillón de su hogar.
También quedó fascinado con Youtube. No sólo por la gran cantidad de sucesos y análisis no cubiertos por los medios e comunicación, sino por la multiplicidad de puntos de vista expuestos,  la creatividad de los videos y el manifiesto sentido del humor en muchos de ellos.
Por Youtube supo de la compra de votos con tarjetas de prepago Soriana, la cual se dio a conocer después en televisoras como Milenio y Televisa, acaso presionadas por la difusión del escándalo en internet.
Según me dijo, la única objeción que tenía de las redes sociales eran los comentarios agresivos que, bajo el anonimato, aparecían en los blogs y que respondían a actitudes intolerantes dañinas al quehacer democrático, aunque menos perniciosas que la manipulación de las televisoras por su amplia cobertura.
Comparto la apreciación de don Manuel. Lo que me parece extraño son las dudas expresadas por algunos periodistas sobre el alcance real de las redes en las elecciones pasadas. Pareciera que quisieran restarle importancia al libre diálogo entre los ciudadanos, sobre todo de los jóvenes mexicanos.
Actualmente, estas últimas están orientadas a exigir la democratización de los medios de comunicación. Ojalá la exigencia se amplíe para demandar que los partidos políticos elaboren y aprueben, en el corto plazo, las reformas electorales que impidan lucrar con la pobreza e inhiban la compra y coacción de votos.  
Si bien es cierto que el proceso electoral ha dado muestras de que todavía existen muchos rasgos antidemocráticos en México, los espacios ciudadanos han cumplido un importante papel que sin lugar a dudas crecerá con el tiempo. En ellos residirá el rumbo que tome nuestro país. A todos nos concierne cuidarlos y darles vida.


*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad