Sunday 22 de January de 2017

Eliminar la tenencia puede ser un error costoso

PERSPECTIVAS

     12 Sep 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En diciembre del 2007 la Cámara de Diputados aprobó que a partir del 2012 sean los gobiernos estatales, quienes decidan si cobran o no la tenencia al uso de automóviles.
Hasta ahora, los gobiernos de los estados cobran este impuesto y entregaban los recursos a la Federación, quien los distribuye de acuerdo a la Ley de Coordinación Fiscal.
Se trata de una buena cantidad de dinero, 19 millones en este 2011 (para Zacatecas, 300 millones anuales) y que representan poco más del 4% de los ingresos de los estados; es decir, no se trata de recursos de los cuales se pueda prescindir así a la primera.
Más aún, algunos estados, entre los que está Veracruz, por ejemplo, bursatilizaron sus ingresos por tenencia; en cristiano, esto significa que colocaron bonos en los mercados, con la promesa de que dichos bonos se pagarán precisamente con los ingresos de tenencia.
Si se elimina el cobro de al tenencia habrá que reemplazar la fuente de ingresos con la que se pagarán dichos bonos.
Es decir, como quiera que sea, la decisión para los gobiernos estatales no es sencilla:
Prescindir de esos ingresos significaría, o encontrar otro impuesto con que reemplazarlos o reducir el gasto en la misma proporción lo que no es nada sencillo y en algunos casos simplemente es imposible.
Es verdad que eliminar un impuesto es muy popular, pero no necesariamente es una decisión acertada y los gobiernos están para hacer lo correcto aunque no sea popular.
Reemplazar los ingresos de la tenencia no es sencilla. Este impuesto tiene muchas virtudes: es casi imposible de evadir porque se le amarra con la verificación, el reemplazamiento, el pago de infracciones, etc; es justo, porque se cobra a quien tiene automóvil y entre más caro es el vehículo más se paga. Es difícil encontrar un impuesto con tantas virtudes.
La realidad es que lo mejor es que los gobiernos estatales no eliminen el cobro de la tenencia y eviten así reemplazar esos ingresos con deuda o, igual de malo, dejar de prestar servicios porque no tienen dinero para ello.
Una buena idea sería la de reemplazar la tenencia por un impuesto verde y ligar su cobro a tareas específicas.
Así, se cobraría más a los autos que más contaminan, o por viejos o por tamaño de motor y peso; luego, los ingresos se podrían canalizar para estimular la generación de energías alterativas, para apoyos educativos, para saneamiento de agua, para mejorar los rellenos sanitarios.
Es decir, se pueden buscar alternativas para mantener los ingresos que hoy genera la tenencia y no darle un balazo en la rodilla a las finanzas estatales, eliminando su cobro, sólo porque eso da popularidad. Este será el peor de los errores.
*Periodista

 




Lo más leído
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad