Friday 20 de January de 2017

En riesgo de perderse, Casa de la Cultura Zacatecana

Los gobiernos estatal y del DF pelean el inmueble

     4 Jul 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:
El edificio está en la Ciudad de México.
El edificio está en la Ciudad de México.

El Gobierno del Estado podría perder una inversión de 16 millones de pesos en la Casa de la Cultura Zacatecana en el Distrito Federal, debido a que el anterior representante en esa ciudad, Juan Carlos Flores, renunció a la licencia de uso del inmueble unos días antes de dejar el cargo.
De acuerdo con Rodolfo García González, consultor jurídico del caso, todo apunta a que la intención de Flores es obtener un beneficio personal, puesto que en la misma carta en que renuncia a la licencia, pide al Gobierno del Estado que se le conceda su uso a una asociación civil que el exfuncionario amalista constituyó con allegados suyos.
Por lo pronto, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal (TCADF), donde se ventila el caso, concedió al Gobierno del Estado la posesión de la Casa de la Cultura Zacatecana en tanto se resuelve una demanda de nulidad para evitar que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) le quite el inmueble.
Irregularidades
La estrategia del Ejecutivo estatal para pedir la anulación del resolutivo por el cual el GDF extingue la licencia se basa, primero, en que es incongruente que se le hayan invertido 16 millones de pesos al inmueble para restaurarlo y luego se renuncie a la licencia faltando seis años para que venciera.
Y segundo, se está impugnando el procedimiento iniciado por el GDF para requerir la devolución del espacio al gobierno estatal  debido a que se basa en documentos alterados, como es el caso de oficios que tienen números borrados y sobrepuestos.
La renuncia, presentada por Flores ante el GDF el 30 de agosto pasado -unos días antes de que dejara el cargo como representante-, es escueta y en ella dice que en nombre del pueblo zacatecano renuncia a la licencia de uso del edificio, explica García González.
En el documento, agrega el abogado, Flores pide también que el inmueble se le conceda a la asociación civil Casa de la Cultura Zacatecana, que encabeza Isidro Flores y que fue constituida el 16 de agosto con el auspicio de Flores y el respaldo del Gobierno del Estado, entonces encabezado por Amalia García.
Isidro Robles es presidente de la asociación civil Centro Social y Cultural Zacatecano, conocida por organizar cada mes de junio el Día del Zacatecano en la tercera sección del Parque de Chapultepec, en el Distrito Federal.
Las suspicacias sobre las intenciones de Flores se acrecientan por el hecho de que antes de dejar el cargo, además de renunciar a la licencia de uso del edificio, se encargó de que no quedara constancia alguna sobre ello ni tampoco dijo nada durante el proceso de entrega-recepción.
Fue por eso que en la Representación del Gobierno del Estado, ahora a cargo de Manuel Otero, se enteraron de lo sucedido hasta que un mes después, el 30 de septiembre, el GDF les requirió la devolución del inmueble, ubicado en la calle Luis González Obregón número 15, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.
Aunque al principio se buscó llegar a un acuerdo entre las partes, como suele intentarse en los juicios, ambos gobiernos mantuvieron sus posturas y decidieron que siguiera su curso la demanda de nulidad interpuesta por el gobierno estatal ante el TCADF.
El propósito es lograr que se anule la resolución del GDF mediante la cual se extingue la licencia concedida por 10 años al Gobierno del Estado para que remodelara el espacio y lo abriera al público bajo la denominación de la Casa de la Cultura Zacatecana.
Por ello, insiste García González, es incongruente que el Ejecutivo estatal renunciara a la licencia alegando que ya había cumplido con el objetivo, que era la remodelación, cuando el fin último era la apertura del recinto cultural.
Es hasta ilógico, explica, que un gobierno le pida un inmueble a otro gobierno nada más para invertirle dinero, de ahí que se considere que los hechos derivan en un daño patrimonial para Zacatecas.
Los argumentos
En cuanto al GDF, su defensa en el juicio está centrada en que Flores era representante del Gobierno del Estado al momento de entregar la renuncia, y por tanto, es válida.
La semana pasada, la administración estatal amplió la demanda de nulidad llamando a juicio a la asociación civil Casa de la Cultura Zacatecana como tercero perjudicado para que comparezca sobre el caso.
García González dijo confiar en que la resolución del Tribunal sea a favor de que el Gobierno del Estado preserve el inmueble. La próxima audiencia será en agosto.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad