Saturday 21 de January de 2017

Encuestas

     6 Jul 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La democracia mexicana camina a paso lento y, por lo mismo, cualquier retroceso en su andar puede ocasionar graves daños en la apreciación ciudadana sobre la firmeza de su marcha. Lo sucedido en el proceso electoral, referente a las encuestas, tendrá graves consecuencias en futuras elecciones.
Existe una ampliada percepción en torno a que la gran disparidad existente entre las cifras de las preferencias electorales de las encuestas y los porcentajes de los votos reales no se explica por errores metodológicos sino por una gran manipulación orquestada por los medios de comunicación, en complicidad con las casas encuestadoras, para favorecer a Enrique Peña Nieto.
Esta presunción se debe a que las encuestas mostraron, casi de manera unánime, que había una insuperable distancia entre el puntero y AMLO, lo cual resultó totalmente falso.
Así, mientras el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) mostraba el lunes pasado una diferencia de poco menos de 7 puntos entre ellos,  medios y casas encuestadoras establecían en su último pronóstico una distancia de 10 a 20 puntos porcentuales: El Universal (Buendía), 17; Excélsior (Ulises Beltrán), 16; El Sol de México (Parametría), 15; Consulta Mitofsky, 15; Reforma, 10.
Milenio (Gea-ISA) fue el caso más escandaloso, pues la distancia entre el primero y el segundo lugar era, cuatro días antes de la elección, de 18 por ciento. En ese mismo medio, Ciro Gómez Leyva mostró la cara más aberrante del uso de la encuesta como promotor del candidato priísta.
Recuerdo cuando el diario Reforma publicó a finales de mayo que su encuesta mostraba sólo 4 puntos de distancia entre EPN y AMLO (38 y 34%, respectivamente). La respuesta del comentarista fue furibunda y pendenciera: retaba a Reforma a verse la cara en la noche del 1 de julio, para restregarle que las cifras presentadas por Milenio habían sido una calca del voto real.
La misma actitud asumió Gómez Leyva con el movimiento Yo Soy 132. Repitió hasta el cansancio que las protestas no modificaban las tendencias de su encuesta ni un ápice.  
Falló su apreciación. La encuesta de Gea-Isa erró por más de 11 puntos porcentuales y el periodista ha tenido que pedir disculpas en nombre de Milenio, pero el mal ya está hecho. Encuestas como esa han contribuido a enturbiar el ambiente y a elevar las sospechas sobre la legalidad del último proceso electoral.
Ésa es una cara de la moneda. Habría que añadir la ineptitud de las casas encuestadoras. Como anticipó un exdirectivo de Gallup International: “En la elección de 2012 se presentarán los errores más grandes y garrafales de medición por parte de los encuestadores, por ignorar un segmento creciente de electores volátiles”.  Si trabajaran en Gallup, añadió, “ya los habrían corrido”.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Asegura la Profepa ejemplares de loro en Tabasco 
Participan militares en talleres de nuevas masculinidades 
Debajo del uniforme hay un ser humano: Tenorio Raudales
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad