Monday 16 de January de 2017

Esa basura que ves

     11 Dec 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Somos lo que comemos, lo que hablamos, lo que hacemos y dejamos de hacer. Pero, por supuesto, somos el reflejo de nuestro hábitat, del lugar donde vivimos. Para conocer una sociedad hay que empezar por recorrer la ciudad que la habita. Por eso, tal vez, la ciudad de Zacatecas sufra de depresión social o de algún padecimiento que la ha llevado al descuido, pero la mayor responsabilidad es de las autoridades. Sólo hay que ver las fuentes de la plaza Bicentenario: sucias, con agua estancada, llenas de latas y envoltorios de papitas, inservibles, abandonadas desde hace meses. Y eso que es una ciudad de atracción turística, que si no.
La ciudad de Zacatecas luce sucia y triste en algunas zonas. Es lamentable ver basura añeja en rincones de callejones y calles, sobre las banquetas y en lugares otrora impecables. Me decía una señora de la calle Rayón que hace algunos 20 años la mayoría de las personas salía a barrer, muy temprano, los tramos de banqueta frente a sus casas. Hoy, ya no lo hacen y ante la ausencia de una estrategia de limpieza eficiente de parte del Ayuntamiento, la ciudad se convierte en un muladar al que se han acostumbrado ver cotidianamente sus habitantes.
Lamentable. No lo notas hasta que regresas. La otrora ciudad impecable y limpia de Zacatecas ha dejado de serlo. Salvo la avenida Hidalgo, Genaro Codina, Torreón, Juárez y alrededores, las cuales lucen prácticamente limpias, luminosas y hasta con semáforos peatonales, las demás zonas de la ciudad parecen no importar. En las noches se vuelve más tétrico el escenario porque, además, calles como la Morelos, Del Ángel, González Ortega y muchas más, permanecen prácticamente en penumbras. Ocho de cada diez lámparas no funcionan.
Y como sucede en estos casos, siempre, las autoridades se defienden con el argumento de que los habitantes no tienen cultura y tiran basura donde les venga en gana. Tal vez sea cierto, pero la mayor responsabilidad es del gobierno municipal de Zacatecas, el cual ha descuidado por completo extensas zonas de la ciudad capital. Deberían barrer diario, mantener los botes de basura públicos limpios, arreglar banquetas, limpiar diariamente las avenidas principales como el boulevard López Mateos, fomentar la separación de basura en orgánicos e inorgánicos, tener mayor control en el contenedor que se encuentra a un costado de la carretera a Vetagrande y que se ha convertido en un enorme foco de infección en la zona, pero no. Todo se ha dejado de hacer.
Si esa dejadez de las autoridades continúa, el turismo se irá porque a nadie le gusta caminar por calles y callejones llenos de basura, de excremento canino, de chicles que permanecen como millones de pecas en banquetas y calles, de pestilencia de orines. Es una vergüenza lo que pasa. De otra manera estamos condenados a ser un ejemplo de la Teoría de los Vidrios Rotos, de Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York. Qué pena.

*Periodista freelance
Director de elhorizontal.com
edgarfelix@elhorizontal.com
   




Lo más leído
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Abren Alcohólicos Anónimos región Norte 
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Copa MX
Sin drenaje, algunas escuelas en municipios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.64
Venta 22.14
€uro
Compra 22.97
Venta 23.47

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad