Friday 24 de March de 2017

Esperan encontrar a sus hijos

     7 Jun 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Pasado el mediodía, el cruce de José Castro Villagrana y González Ortega se puso serio como los testimonios de padres que buscan a sus hijos, de hijos que quieren que sus padres regresen, de mujeres perdidas y hombres que no han dejado rastro.
Es la Caravana por la Paz, a la espera de Javier Sicilia.
Actores y detractores de la marcha conviven frente al caballito de González Ortega. Los primeros se ocupan en multiplicar sobre cartulinas el No más sangre de Eduardo del Río; los segundos le dedican al poeta risibles vituperios.
La caravana llegó a Zacatecas y seguirá en ciudades que padecen altas temperaturas, o mejor dicho, plazas que, de acuerdo con la jerga policiaca, están calientes: Durango, Saltillo, Monterrey, Torreón, Chihuahua y, el emblema de la violencia nacional, Ciudad Juárez.
En sus filas de pacifistas, la caravana carga con historias como la de Nepomuceno Moreno Núñez, de Ciudad Obregón, Sonora.
Lleva 11 meses buscando a su hijo, Jorge Mario, y tres de sus amigos secuestrados a la salida de un baile.
Como no encontró eco a su reclamo en las autoridades de su estado, investigó por su cuenta. El resultado, afirma, no podía ser otro: gobernantes y delincuentes que duermen en la misma cama. Comprende que no hay mucha esperanza.
“Hay leones africanos de por medio”, dice.
Parte de la trama de Nepomuceno consiste en vivir, marchar, gritar, exigir, con la mente puesta en una frase que escuchó en alguna oficina, en la calle, en alguna llamada telefónica: no volverás a ver a tu hijo.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.45
Venta 20.95

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad