Sunday 22 de January de 2017

Evasión fiscal

     27 Jul 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Cada año, los países empobrecidos pierden más dinero por evasión de impuestos del que reciben en concepto de ayuda al desarrollo. Por cada dólar de ayuda que se destina a estos países, se pierden 7 debido a la corrupción y la fuga de capitales por medio de paraísos fiscales, una cantidad equivalente a 160 mil millones de dólares anuales.
En medio de la tempestad financiera y económica, no se han emprendido las medidas que prometieron los líderes mundiales cuando estalló la crisis. El G20 tan sólo ha publicado numerosas listas que recogen los territorios considerados paraísos fiscales.
Los paraísos fiscales o lugares “offshore”, es decir, libres de impuestos, se crearon en Estados Unidos y Europa para proteger los grandes capitales y permitirles escapar del control de las diferentes autoridades estatales. En un principio, esto se realizaba con secretismo pero la globalización de los mercados mundiales por medio de las nuevas tecnologías han hecho que los bancos "offshore" hagan publicidad incluso en Internet.
Las inversiones directas que proceden de los países miembros de la Unión Europea a estos territorios se han multiplicado por once en el último año.
Estos territorios se sitúan como el segundo destino receptor de flujos de capital, sólo por detrás de Estados Unidos. Esta fuga de capitales es contraria a la justicia tributaria y contribuye a la inestabilidad financiera. La mayor parte de esos fondos provienen de Asia y África, más necesitados de esos recursos para garantizar servicios públicos y de protección social.
De la evasión total de capitales al año, la mitad está relacionada con la actividad de multinacionales. Sin embargo ponerle fin a la actividad en estos territorios es un asunto complejo.
Muchos de estos países "offshore" dependen de este limbo tributario para sobrevivir, y muchos países empobrecidos los consideran un mal menor a la hora de atraer inversiones extranjeras, que alivian su falta de  liquidez.
Las medidas para impedir la fuga de capitales no han dado resultado, quizá porque carecían de ambición desde el principio.
Las principales acciones han ido dirigidas a ejercer presión sobre las autoridades de los territorios con “ventajas fiscales”, especialmente que acaben con el secreto bancario.
A pesar de que estos territorios no han causado la situación económica actual, sin duda han contribuido.
Un número elevado de entidades financieras han canalizado su compra de activos a través de los paraísos fiscales, y son muchas las que incluso han abierto sucursales en dichos territorios.
Esto les permite llevar a cabo actividades que de otra forma serían inviables, en numerosos casos de dudosa legalidad, además de enfatizar el desequilibrio entre unos territorios que acumulan patrimonios y capitales, y otros que no pueden emprender acciones coordinadas para impedir la huida de capitales por falta de cooperación en el plano internacional.
Antes de recortar en derechos básicos, los líderes tenían que aprobar medidas para acabar con los paraísos fiscales, que agravan las injusticias con las que nos invaden a diario los medios de comunicación.


*Centro de Colaboraciones Solidarias
 




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Una segunda oportunidad para tu basura
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
No es tiempo de revisar el contrato colectivo: Gerardo García 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad