Thursday 19 de January de 2017

Exhacienda, una zona de miedo

Aseguran lugareños de El Mezquite

     12 Jan 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:
La dama vestida de blanco recorre los viejos pasillos de la estructura. (Tomás Vázquez)
La dama vestida de blanco recorre los viejos pasillos de la estructura. (Tomás Vázquez)

En torno a la exhacienda de El Mezquite hay varias apariciones fantasmales que los habitantes de la zona aseguraron que presenciaron, tal es el caso de un venado dorado, una mujer de gala que atraviesa el patio principal del inmueble, un hombre que sube al campanario y la sensación de que los siguen hasta sus casas.
Una habitante de la localidad, Guadalupe Niño, explicó que entre los pasillos de la exhacienda vio a una mujer vestida muy elegante que recorre el lugar, “cuando vamos a ver quién es la mujer ya no está y no la vemos por ningún lado”.
Decenas de comuneros afirman que vieron a la mujer, a quien observaron como atraviesa paredes o se desaparece sin dejar rastro alguno cuando intentan alcanzarla.
Ya sea por curiosidad o por valentia, son decenas de comuneros los que aseveraron que siguieron a la mujer vestida de blanco para saber quién es.

El hombre del campanario
Otra aparición, relató Guadalupe, es la de un hombre que sube al campanario y sale de la iglesia hasta un mezquite donde se esfuma como humo.
“Mucha gente lo ha visto, aunque no se sabe quien sea esta persona, toda la gente cuenta esta historia –relató la mujer, quien agregó que- es en Semana Santa cuando esto se presenta más comúnmente”, comentó la habitante de la comunidad.
El extraño hombre, de quien dicen, sólo alcanzan a ver la silueta, se ve desde que llega a la exhacienda y sube hasta el campanario, donde se queda un rato y después baja y regresa hasta la calle, hasta donde está un mezquite y se desaparece.

Presencias
Uno de los fenómenos más escalofriantes es la sensación de persecución, ya que los lugareños narran que desde la exhacienda sienten que alguien los sigue hasta sus casas y ahí, se pone aún más aterrador.
Este suceso ocurre sólo a algunas personas, quienes aseguran que al entrar a la exhacienda el ambiente se vuelve pesado y a medida que avanzan entre las derrumbadas paredes del lugar, la ansiedad y el delirio de persecución aumentan, pero la sensación no termina, pues ese fenómeno o ente, los sigue hasta sus hogares.
 “Se escuchan los quejidos en el pasillo, también como caminan y azotan las puertas, algunas veces por las noches, se escuchan los pasos, en ocasiones se acercan hasta los pies de nuestra cama”, describió Guadalupe.
En algunas noches, agregó Guadalupe, siente que la observan detenidamente, pero cuando se gira, no hay persona alguna a su alrededor y, conforme entra en su cama y apaga la luz, ese sentimiento de persecución se vuelve más grande pues alguien o algo se pone frente a ella desde el otro lado del cuarto.
Y, aunque no lo puede ver, Guadalupe sabe que hay algo escondido en la oscuridad.

El venado dorado
Un venado dorado, recordó la mujer, es otra de las apariciones del lugar, aunque muy poco vista, algunas personas aseveran que lo vieron parado en el techo de la entrada de la exhacienda.
"Muchos vecinos me cuentan que arriba de la exhacienda ven un venadito dorado, pero cuando volteo nunca lo veo", matizó.
Este mito es uno de los más conocidos en la comunidad pero también uno de los menos creíbles.

cynthia@imagenzac.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad