Monday 23 de January de 2017

Felipe Calderón y sus circunstancias

     21 Aug 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Felipe Calderón Hinojosa no es ningún tonto ni ignorante; es culto e inteligente, fue un buen candidato pero un mal Presidente de la República en la primera apreciación de su agonizante sexenio. Las circunstancias no le favorecieron y se metió a un terreno que ningún titular del Ejecutivo Federal había tocado porque se trataba de una bola caliente: el narcotráfico y el poder (político y económico) de la delincuencia organizada. Sin embargo, el panista montó al toro y ahora lo ha tirado y lo ha pisoteado en la cara.
No será lo mismo observar el sexenio del presidente Felipe Calderón dentro de seis o 12 años. Para entonces tendremos mayores referencias pero desde un primer trazo, a tres meses de que transfiera la banda presidencial al priísta Enrique Peña Nieto, el sexenio calderonista sufrió siempre de una atroz imagen de sangre, muerte y guerra.
Los presidentes de cualquier país cuando sacan a su Ejército para combatir con algún enemigo se juegan el binomio de la paz aparente o la guerra; Calderón Hinojosa no tuvo otra alternativa porque sus antecesores se hicieron de la vista gorda de la grave situación en que se encontraba el país y tomó un país que estaba en erupción. Eligió la guerra, pero al final el monstruo bélico se lo ha comido de un mordisco.
Un sexenio se mide en función del bienestar social, de la evolución palpable en la calle, de la circulación del dinero en los sectores productivos, no en las páginas llenas de estadísticas y cifras de los informes o balances de “expertos”. La apreciación social para Calderón Hinojosa es lamentable. Es un Presidente piñata, vituperado, ofendido, escupido y con una imagen rijosa. Difícil será su salida porque los poderes enemigos no lo dejarán en paz.
Decir que más de 80 mil han muerto violentamente durante el sexenio de Felipe Calderón no es una frase ni una cifra fácil de digerir. Lleva un peso intrínseco que quiebra a cualquier gobernante, pero que la historia podría redimir porque los efectos de las guerras se ven a mediano y largo plazo.
¿Hasta qué punto ha sido una guerra contra la delincuencia organizada o un guerrilla de grupos del poder convertidos en narcos? ¿Qué tanta responsabilidad tiene el Estado? ¿Fue auténtica o la simulación para lograr otros propósitos, como debilitar al Estado? No lo sabremos, por ahora. Lo único que tenemos claro es que han muerto más de 80 mil, aunque no tengan nombre ni sepamos con precisión las circunstancias.
El tema es muy delicado. Demasiado complejo para tratar de entenderlo por cifras, por actuación del Presidente, por la corrupción en el gobierno, por los intereses políticos y económicos de las mafias del narcotráfico. Hay mucho que desconocemos porque hay asuntos muy delicados en juego pero que los años se encargarán de poner en el lugar que corresponde.

*Periodista freelance
Director de elhorizontal.com
 




Lo más leído
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Chocan 4 vehículos; hay 2 mujeres lesionadas
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Incentivan el pago del predial  
Inaugura Isadora Santiváñez casa de gestión 
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Se queda Chicharito sin novia y boda 
No se cancelarán los apoyos del Pronapred: Joselin Lozano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.37
Venta 21.87
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad